Tipos de gases

Los gases son las sustancias que se encuentran en el estado gaseoso a condiciones normales de temperatura y presión (NTP: 20°C, 1 atmósfera). En este estado de agregación, las partículas que los forman se encuentran tan separadas que revolotean por el recipiente que los contiene. Si no están dentro de un contenedor, viajarán libremente según su peso y la influencia del ambiente, como la fuerza del viento.

Los gases se diferencian de los sólidos y los líquidos por sus características únicas: las distancias entre sus átomos o moléculas son relativamente grandes, y tienen fuerzas de atracción muy pequeñas. En los gases más ligeros, como el hidrógeno y el helio, dichas fuerzas son insignificantes. Tienen una energía cinética muy alta, tienden a moverse sin parar y cuando se les confina toman la forma geométrica del recipiente. Por eso, los globos tienen sus paredes tensas cuando se inflan.

10 ejemplos de tipos de gases

Tras haber explicado sus propiedades generales, es necesario detallar la clasificación de los gases. Estas sustancias se van a dividir según su comportamiento. Esta característica incluye sus respuestas físicas y químicas, y marca a la perfección las diferencias entre cada tipo de gases. De este modo, los tipos de gases son:

  1. Gases ideales
  2. Gases reales
  3. Gases inertes
  4. Gases reactivos
  5. Gases combustibles
  6. Gases comburentes
  7. Gases tóxicos
  8. Gases corrosivos
  9. Gases licuados
  10. Gases oxidantes
Tipos de gases

Tipos de gases, inertes

Gases ideales

Los gases ideales son aquellos que en determinadas condiciones obedecen a la Ley del gas ideal: PV=nRT, una expresión que proviene de la Ley general de los gases y describe una relación constante entre sus propiedades presión (P), volumen (V), masa en mol (n) y temperatura (T).

Se les llama ideales porque realmente no se comportan de ese modo. Este concepto sólo se utiliza en cálculos de laboratorio, ingenieriles y académicos, para mayor practicidad, pero no representa a lo que verdaderamente sucede.

Gases reales

El término “gases reales” se refiere a todos los gases. Cuando se les estudia, es indispensable tener una ecuación que describa cómo sus propiedades se relacionan entre sí. Es decir, cómo varía la temperatura cuando aumenta la presión, o qué cambio de volumen hay al introducir más masa, por ejemplo, con la mayor exactitud posible.

Dependiendo del caso, se va a recurrir a la ecuación de Berthelot, la de Van der Waals, la del factor de compresibilidad, la ecuación virial o la de Redlich-Kwong, entre otras. Cada una tiene una precisión distinta, pero es útil en circunstancias en las que las demás no. Se apoyan en tablas y diagramas para conocer los factores que las componen.

Gases inertes

Se llama gases inertes a todos aquellos que, por la estabilidad de sus átomos o moléculas, no tienden a reaccionar o es muy difícil que lo hagan. Los principales gases inertes son los gases nobles, que conforman el grupo VIIIA de la Tabla Periódica de los Elementos Químicos. Se trata del helio (He), el neón (Ne), el argón (Ar), el kriptón (Kr), el xenón (Xe) y el radón (Rn).

Por otro lado, también se considera inerte el nitrógeno N2, que tiene un triple enlace entre sus dos átomos N≡N. Esto hace que se encuentren tan fuertemente atraídos que difícilmente podrán involucrarse en una reacción química. Sólo una temperatura muy elevada puede producir la ruptura de este enlace.

Es por ello que hay un 79% de nitrógeno en la atmósfera, para amortiguar la presencia del oxígeno, un gas que nos sirve para la respiración, pero que en exceso puede provocar incendios en el planeta.

Gases reactivos

Los gases reactivos son todas aquellas sustancias gaseosas capaces de participar en una reacción química, interactuando con otras diferentes y creando productos. Dentro de esta categoría se encuentran los gases combustibles, los gases comburentes, los gases tóxicos, los gases corrosivos y los gases oxidantes, que tienen un comportamiento químico específico.

Gases combustibles

Los gases combustibles son aquellos que cuando se les induce una chispa o una enorme cantidad de calor, reaccionan emitiendo una llama y energía calorífica, la cual se puede aprovechar para calentar agua y generar vapor, cocer alimentos, unir metales por medio de un soplete, entre otros propósitos. Los más importantes son el metano (CH4), el propano (C3H8), el butano (C4H10) y el acetileno (C2H2).

Gases comburentes

Los gases comburentes son aquellos que intervienen en una reacción de combustión para conservarla y permitir que siga ocurriendo, hasta que el combustible se haya agotado en la mayor proporción posible. El comburente por excelencia es el oxígeno (O), que tiene el más alto poder oxidante para propiciar la continuidad de la reacción en el combustible.

Gases tóxicos

Los gases tóxicos son aquellos que, una vez entran en contacto con el cuerpo humano, alteran sus funciones al punto de provocar enfermedades y hacer daño. Estas consecuencias pueden presentarse por la exposición por un largo tiempo a dichos gases o por respirarlos accidentalmente en grandes dosis. El amoníaco, por ejemplo, (NH3), es peligroso porque, aunque se encuentre en pequeña concentración, provoca un daño respiratorio repentino y muy peligroso.

Gases corrosivos

Los gases corrosivos son aquellos que cuando entran en contacto con la piel o el aparato respiratorio humano, empiezan a herir y desgastar el tejido. Esto por su acción oxidante. Atacan las células de la piel y las vías respiratorias, provocando sangrado inicialmente. Se puede detectar su cercanía desde que se siente ardor en las zonas mencionadas.

Gases licuados

Los gases licuados son aquellos que han sido confinados en un recipiente presurizado. Es debido a esta gran presión que sus partículas se encontrarán suficientemente unidas para convertirse al estado líquido. Cuando son expulsados de ese contenedor, generalmente por medio de una válvula, ya están a merced de la presión atmosférica y se liberan en estado gaseoso.

Gases oxidantes

Los gases oxidantes son aquellos capaces de desprender electrones de otras sustancias. Se utilizan para contrarrestar agentes reductores, los cuales por su lado aportan electrones. Además, funcionan como reactivos químicos en laboratorio, para estudiar determinadas reacciones. Los gases oxidantes por excelencia son el oxígeno (O2) y el ozono (O3).

Sigue con:

Citado APA: (A. . Tipos de gases. Revista Enciclopedia 10ejemplos.com. Obtenido 10, 2020, de https://10ejemplos.com/tipos-de-gases/ )

Comentarios

  1. Gracias a este descubrimiento nos damos cuenta de todas las cosas que amenaza la destruccion de la capa de ozono..

Responder a Paola pinales Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.