Ejemplos de Carbohidratos

Los carbohidratos, también llamados hidratos de carbono, glúcidos y sacáridos, son biomoléculas formadas por átomos de carbono, hidrógeno y oxígeno dispuestos en cadena cerrada. Estos compuestos químicos de alto peso molecular son una de las principales fuentes de energía para el ser humano y se encuentran en cierta proporción en la mayoría de los alimentos, como las frutas, los vegetales, las carnes, las leguminosas, los cereales.

La fórmula general de los carbohidratos es Cn(H2O)n, donde n puede ser cualquier número de 1 en adelante. Esta fórmula indica el número de átomos de cada elemento que están presentes en las moléculas de carbohidratos. Por otro lado, las estructuras de las moléculas también pueden variar en los carbohidratos. Los grupos funcionales que lleven, ya sea aldehído o cetona, los dividirán en dos tipos: aldosas y cetosas.

Tipos de carbohidratos

Los carbohidratos se dividen en dos grandes grupos según el grupo funcional que lleve su cadena cerrada: aldehído o cetona. Estos grupos son:

  • Aldosas
  • Cetosas

Las aldosas son glúcidos con una sola cadena cerrada (monosacáridos) cuya fórmula general es Cn(H2O)n (donde n es igual o mayor a 3). En este grupo se encuentran las triosas, con 3 carbonos y forma triangular, las tetrosas con 4 carbonos y forma cuadrada, las pentosas con 5 carbonos y forma pentagonal, y las hexosas con 6 carbonos y forma hexagonal. Por ejemplo: una pentosa es la fructosa y una hexosa es la glucosa. Los carbonos se pueden encontrar en la cadena principal o como sustituyentes ramificantes.

Las cetosas son carbohidratos que tienen en su cadena cerrada un grupo carbonilo (–C=O) en medio de la cadena, del que sobresale el átomo de oxígeno.

Además, hay otra gran clasificación de los carbohidratos según la complejidad de sus moléculas.

  • Monosacáridos
  • Disacáridos
  • Polisacáridos

Los monosacáridos son glúcidos que tienen una sola cadena cerrada. Tienen una fórmula empírica de Cn(H2O)n. En este grupo están las triosas, tetrosas, pentosas y hexosas. El monosacárido más representativo es la glucosa C6H12O6, que es la unidad de combustible fundamental. Es generada por las plantas durante la fotosíntesis para alimentarse. También encontramos la fructosa C6H12O6, que es una pentosa que encontramos en las frutas.

Los disacáridos son carbohidratos que tienen dos cadenas cerradas en su molécula. Son generalmente la combinación de dos monosacáridos unidos por un enlace glucosídico. Entre los más importantes se encuentran: la sacarosa, producto de la unión de dos moléculas de glucosa; la lactosa, unión de la galactosa y la glucosa; y la maltosa, entre otras.

Los polisacáridos son largas cadenas formadas por tres o más monosacáridos unidos. Sus pesos moleculares son muy elevados y constituyen una reserva de energía que se almacena en el organismo. Entre ellos se encuentran los almidones y las fibras o pectinas.

Los almidones o féculas son macromoléculas formadas por carbohidratos más simples como la amilopectina y la amilosa en proporciones de 75% y 25% aproximadamente. Se hallan en alimentos de origen vegetal formando parte de alimentos como las harinas de maíz, trigo, cebada, avena, y en otras plantas y frutos como plátanos, papas, etc. Estos glúcidos no pueden ser absorbidos tal cual se presentan, ya que el organismo no los puede digerir directo. Para ello intervienen la enzima amilasa y algunas bacterias.

Las fibras o pectinas son del tipo heterosacárido, y forman parte de la pared celular de las plantas. Son importante fuente de energía para varios organismos, pero no son absorbibles por parte del organismo humano, ya que el aparato digestivo humano no cuenta con las enzimas necesarias para su desdoblamiento. Sin embargo, cumplen varias funciones biológicas importantes como la peristalsis intestinal, conjunto de movimientos que desplazan el bolo alimenticio y absorben los nutrientes en él.

Funciones de los carbohidratos

Los carbohidratos tienen el principal objetivo de aportar energía para que el cuerpo lleve a cabo sus actividades. Esta cantidad de energía es de 4 calorías por cada gramo (4 cal/g) de carbohidratos presentes en el alimento, y las células van a metabolizarlos para crear las moléculas de adenosín trifosfato (ATP), las unidades de energía por excelencia. Estas se distribuyen por todo el cuerpo a través de toda la sangre para que todo se mantenga funcionando.

Además de servir como “combustibles” para el organismo humano, los carbohidratos tienen un papel estructural en las células, aportándoles resistencia a su membrana y nutriendo sus organelos para que lleven a cabo sus procesos. De este modo, se desarrollan tejidos saludables y un cuerpo funcional. Se complementan con los demás nutrientes indispensables que son los lípidos, las proteínas, las vitaminas.

Además, si los carbohidratos que se han consumido no se utilizan, pueden almacenarse como una reserva para la homeostasis del cuerpo. La homeostasis es el estado de equilibrio que incluye la temperatura corporal constante y un flujo de energía uniforme para las actividades del día. El páncreas es el órgano que se encarga de asimilar los carbohidratos y comunicarlos en cantidad adecuada al organismo.

Por medio de una sustancia llamada insulina, el páncreas regula los niveles de carbohidratos que terminarán en la sangre y posteriormente se irrigarán a los órganos internos y a las células. Cuando la secreción de insulina ya resulta insuficiente para contrarrestar grandes cantidades de carbohidratos, se cae en una enfermedad llamada Diabetes Mellitus, que puede ser de varios tipos, pero todos coinciden en un desequilibrio. Por supuesto que todo exceso es malo.

Más de 20 ejemplos de carbohidratos

  1. Fructosa
  2. Glucosa
  3. Maltosa
  4. Galactosa
  5. Lactosa
  6. Sacarosa
  7. Celobiosa
  8. Celulosa
  9. Desoxirribosa
  10. Eritrosa
  11. Almidón
  12. Pectina
  13. Gelosa
  14. Fucosa
  15. Glucógeno
  16. Gentibiosa
  17. Gliceraldehído
  18. Hemicelulosa
  19. Heparina
  20. Isomaltosa
  21. Dextrosa
  22. Glucosamina
  23. Lactulosa
  24. Leucrosa
  25. Ribosa
  26. Trehalosa
  27. Turanosa
  28. Xilano

60 ejemplos de alimentos que contienen carbohidratos

  1. Aceituna
  2. Aguacate
  3. Ajo
  4. Almendra
  5. Albaricoque
  6. Apio
  7. Arándanos
  8. Arroz
  9. Berenjena
  10. Berro
  11. Brócoli
  12. Calabaza
  13. Camarones
  14. Camotes
  15. Cebolla
  16. Cerezas
  17. Ciruelas
  18. Coles de Bruselas
  19. Coliflor
  20. Dátil
  21. Espárrago
  22. Espinaca
  23. Frambuesas
  24. Fresas
  25. Frijoles
  26. Grasas lácteas
  27. Guayaba
  28. Guisantes verdes
  29. Higo
  30. Huevo
  31. Jitomate
  32. Kiwi
  33. Leche
  34. Lechuga Romana
  35. Limas
  36. Limones
  37. Maíz
  38. Mangos
  39. Mantequilla
  40. Manzanas
  41. Melocotones
  42. Moras
  43. Naranjas
  44. Nectarinas
  45. Nuez
  46. Papas
  47. Papaya
  48. Pasas
  49. Pepino
  50. Peras
  51. Pimiento
  52. Piña
  53. Plátano
  54. Queso
  55. Remolacha
  56. Sandía
  57. Tofu
  58. Tomate
  59. Uva
  60. Zanahoria

Sigue con:

Citado APA: (A. . Ejemplos de Carbohidratos. Revista Enciclopedia 10ejemplos.com. Obtenido 09, 2020, de https://10ejemplos.com/ejemplos-de-carbohidratos/ )

Se el primero en dejar un comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.