10 Ejemplos de Óxidos Básicos

Los óxidos básicos son las sustancias químicas que se forman cuando el oxígeno del ambiente (O2) actúa sobre la superficie de los metales. Los átomos de oxígeno y metal se combinan por medio de un enlace iónico para formar moléculas de óxido. Estos compuestos surgen fácilmente debido a que el oxígeno es un elemento altamente electronegativo. Esto es, puede recibir electrones de otros elementos con una gran atracción, casi forzando la unión química.

Los óxidos básicos requieren de ciertas condiciones para empezar a formarse. Cuando el metal sólido está expuesto a una cantidad de humedad, sus átomos externos se encuentran más “sueltos” y disponibles para reaccionar. Es así como el oxígeno empieza a interactuar con ellos y degradar el metal. Mientras más avanza la reacción, más se formará el óxido como un sólido pulverulento de color particular que se separa del metal. A este fenómeno se le llama corrosión, y es perjudicial.

Por ello, cuando un metal forma parte de un mecanismo o de una máquina útil para la humanidad, la intención es prevenir la corrosión por medio de aceites especiales. Si se forma demasiado óxido, el metal se vuelve quebradizo y la pieza metálica se puede romper, quedando inservible. Por otro lado, los óxidos se encuentran naturalmente en yacimientos minerales donde abundan los metales.

La reacción general que siguen los metales para convertirse en óxidos es:

Metal + Oxígeno –> Óxido básico

La estequiometría de esta reacción debe considerar que el oxígeno del aire es diatómico: O2, y cada uno de sus átomos tiene una valencia de –2. Esta se va a compensar con los electrones de valencia que contenga el metal.

Por ejemplo:

  1. Para metal con valencia +1: dos átomos de metal se combinan para satisfacer el –2 del oxígeno, como en el caso del óxido de sodio Na2O.
  2. Para metal con valencia +2: un átomo de metal participa para satisfacer el –2 del oxígeno, como en el caso del óxido de calcio CaO.
  3. Para metal con valencia +3: por valencias cruzadas, dos átomos de metal se compensan con tres átomos de oxígeno, como en el caso del óxido de aluminio Al2O3.

Los óxidos se manifiestan ya sea como minerales de varios metales, o como resultado de la corrosión de los clavos, las latas, las corcholatas y otros objetos metálicos que por economía de la industria no llevan una protección contra la acción oxidativa del ambiente.

Se les llama óxidos básicos porque, cuando se les combina con moléculas de agua H2O, producen hidróxidos de los metales, sustancias que actúan como bases o álcalis, como resultado de la siguiente reacción química:

Óxido básico + Agua –> Hidróxido del metal

Por ejemplo:

CaO + H2O –> Ca(OH)2

Óxido de calcio + Agua –> Hidróxido de calcio

20 ejemplos de óxidos básicos

  1. Dióxido de titanio (TiO2): es uno de los materiales más blancos que existen, por lo que se le utiliza en la elaboración de plásticos, pinturas e impermeabilizantes.
  2. Óxido de cobalto II (CoO): se ha empleado desde la antigüedad para la fabricación de cerámicas, como sustancia colorante.
  3. Óxido de cobalto III (Co2O3)
  4. Óxido de cromo III (Cr2O3): por su color verde, suele utilizarse como aditivo colorante para distintos artículos plásticos, como los vasos. De él se origina el verde cromo.
  5. Óxido de cromo II (CrO)
  6. Óxido de cromo IV (CrO2)
  7. Óxido de cromo VI (CrO3)
  8. Óxido de cobre II (CuO): se utiliza en soldadura, como pigmento, como semiconductor e incluso como suplemento alimenticio.
  9. Óxido de calcio o cal viva (CaO): se utiliza en la industria alimentaria para añadir calcio a determinados productos, en la industria química para fabricar vidrio, en la preparación del maíz para el proceso de creación de nixtamal en la elaboración de tortillas.
  10. Óxido de zinc (ZnO): es una sustancia blanquecina en polvo que se utiliza frecuentemente en la elaboración de talcos acompañando a los demás componentes. Se usa también en la elaboración de productos farmacéuticos, cosméticos y en algunos desodorantes.
  11. Óxido de magnesio (MgO): tiene varios usos; entre ellos, como desecante en frascos de medicamentos, como ingrediente de fertilizantes, hidratado se combina con el hidróxido de aluminio para formar la leche de magnesia, y se agrega al cemento.
  12. Óxido de estaño IV (SnO2): se utiliza en la industria química para la síntesis de algunos ácidos. También es un colorante.
  13. Óxido de estaño II (SnO): se utiliza como catalizador, como pigmento de vidrios y como un agente reductor.
  14. Óxido de hierro III (Fe2O3): por su coloración rojiza se utiliza como colorante para crear pigmentos. Así también, gracias a que carece de conductividad eléctrica, se le ha utilizado como aislante eléctrico en distintas aplicaciones.
  15. Óxido de hierro II (FeO): tiene un color negro característico que se aprovecha en pigmentos. Se añade en la elaboración de medicamentos y alimentos; también en la industria cosmética.
  16. Óxido de manganeso III (Mn2O3)
  17. Óxido de manganeso IV (MnO2): tiene un color café particular que se ha utilizado en la pintura al óleo desde la Ilustración.
  18. Óxido de manganeso VII (Mn2O7)
  19. Óxido de mercurio I (Hg2O)
  20. Óxido de mercurio II (HgO): se utiliza en la industria química para la obtención de mercurio elemental.

30 ejemplos de óxidos básicos según la valencia

10 ejemplos de óxidos de metal con valencia +1

  1. Óxido de litio (Li2O)
  2. Óxido de sodio (Na2O)
  3. Óxido de potasio (K2O)
  4. Óxido de rubidio (Rb2O)
  5. Óxido de cesio (Cs2O)
  6. Óxido de mercurio I (Hg2O)
  7. Óxido de cobre I (Cu2O)
  8. Óxido de plata (Ag2O)
  9. Óxido de cromo I (Cr2O)
  10. Óxido de francio (Fr2O)

10 ejemplos de óxidos de metal con valencia +2

  1. Óxido de magnesio (MgO)
  2. Óxido de calcio (CaO)
  3. Óxido de estroncio (SrO)
  4. Óxido de bario (BaO)
  5. Óxido de hierro II (FeO)
  6. Óxido de zinc (ZnO)
  7. Óxido de mercurio II (HgO)
  8. Óxido de cadmio (CdO)
  9. Óxido de níquel II (NiO)
  10. Óxido de platino II (PtO)

10 ejemplos de óxidos de metal con valencia +3

  1. Óxido de aluminio (Al2O3)
  2. Óxido de hierro III (Fe2O3)
  3. Óxido de cobre III (Cu2O3)
  4. Óxido de titanio III (Ti2O3)
  5. Óxido de molibdeno III (Mo2O3)
  6. Óxido de cromo III (Cr2O3)
  7. Óxido de manganeso III (Mg2O3)
  8. Óxido de vanadio III (V2O3)
  9. Óxido de escandio (Sc2O3)
  10. Óxido de oro III (Au2O3)

Sigue con:

Citado APA: (A. . 10 Ejemplos de Óxidos Básicos. Revista Enciclopedia 10ejemplos.com. Obtenido 09, 2020, de https://10ejemplos.com/10-ejemplos-de-oxidos-basicos/ )

Comentarios

  1. buen esfuerzo gracias.

  2. esta muy bien pero se escribe “Zinc” no cinc

    • Ambos usos son correctos y están registrados en el diccionario de la RAE. Para que no haya confusión, puse los dos. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.