10 Ejemplos de Residuos Inorgánicos

Un residuo es aquello que queda de un objeto después de que se ha tomado de él lo que se necesita o es de utilidad.

Los residuos inorgánicos son aquellos que provienen de materiales que no se degradan o descomponen rápidamente y que no son de origen animal ni vegetal.

Una de las principales características de este tipo de residuos es que no son biodegradables.

Por lo general los residuos inorgánicos están formados por los empaques y envolturas, que son útiles para proteger algún artículo de consumo y que pierde su utilidad una vez que llega al consumidor final, o por objetos que son de uso común pero que al paso del tiempo pierde su utilidad.

10 ejemplos de residuos inorgánicos:

  1. Envolturas de celofán
  2. Bolsas de plástico
  3. Vidrio
  4. Latas de aluminio
  5. Neumáticos
  6. Ropa de fibras sintéticas
  7. Unicel
  8. Botellas de PVC
  9. Envases de Tetra pack
  10. Pilas y Baterías