Verso libre

El verso libre es el tipo de verso que no se sujeta a ninguna métrica o rima. Esto quiere decir que son versos que no siguen una medida o una estructura específica ni tampoco se adecúan a ninguna clase de rima.

El verso libre rompe con los estándares y las especificaciones de la poesía tradicional del siglo XIX. Recordemos que las estrofas en la poesía tradicional suelen seguir una métrica y una rima específicas.

La métrica es la medida o estructura que sigue un poema, es decir, la cantidad de versos o de estrofas que contiene, así como la medida de los versos (cuántas sílabas contienen). Por otro lado, la rima es la cadencia que suelen tener los poemas tradicionales. La rima es la repetición de ciertos sonidos, la cual se toma en cuenta a partir de la última vocal tónica de un verso; existe la rima consonante y la rima asonante, según el tipo de sonidos que se repiten: vocálicos o consonánticos.

Los poemas tradicionales tienen una métrica o una rima específica según el tipo de composición que sea. Algunos ejemplos de composiciones tradicionales son, por ejemplo el soneto, el romance, la silva, el madrigal, etc. Por ejemplo, el soneto es una composición de rima consonante que está conformada por 2 estrofas de cuatro versos y dos estrofas de tres versos. Entonces, el poeta que escriba un soneto debe ajustar su poema a estas especificaciones de estructura, medida y cadencia.

El verso libre no sigue ninguna regla de composición; el poeta es libre en cuanto a extensión y a rima. Por lo tanto, la extensión de un poema de verso libre puede ser muy variada. Es flexible tanto la cantidad de versos que contenga cada estrofa como la cantidad de sílabas que tiene cada uno de los versos. De la misma manera, un verso libre puede o no contener una rima dentro de su estructura; si contiene alguna rima, no es porque ésta siga algún tipo de especificación o regla.

20 Ejemplos de verso libre:

El verso libre no se sujeta a ninguna métrica o rima.

  1. Levanta con tu pasión un libre canto de armonía
    que dibuje en todos los cielos la ilustración
    que los hombres necesitan hoy para seguir sus sueños.Enciende con tu llanto un camino de estelas,
    iluminadoras de paz y esperanza,
    reconforta con la sal de tus lágrimas
    las más oscuras canciones de duelo y hambre.

    Sé para ti y para los tuyos,
    nicho de salvación y consuelo,
    en días venideros se situarán las lunas
    que hagan falta para sobrellevar ilusiones tardías.

  1. Tiempo de duda, tiempo de desfachatez,
    tiempo de cordura, tiempo de nada,
    tiempo de todo, tiempo de silencios,
    tiempo de gritos, tiempo de gozos,
    tiempo de fracasos, tiempo de soledades,
    tiempo de amores, tiempo de disgustos,
    tiempo de decepciones, tiempo de satisfacciones,
    tiempo de raíces, tiempo de destierros.
  1. Andas en otros caminos,
    distintos senderos por los que mis pasos se arrastran,
    cuentas las horas para llegar a un hogar
    que te sabe a infinitas distancias,
    Colmados de mentiras se encontrarán tus ojos
    cuando al final de la ruta no acorten las distancias.Te seguiré en tu intento de recorrer el universo
    y plasmar la huella, siempre invisible, de tu nombre,
    en otros rostros, lugares y parajes,
    ramas que con tu rayo caerán fulminadas
    a la mitad de las sombras que se enganchan a tu andar.
  1. Tuviste de mí la mitad de una vida,
    mi corazón errante como un potro salvaje,
    pero en ti la fiereza se trastocó en un susurro
    y tus manos de tranquilidad absoluta
    vaciaron mi sed de dominio.Con un hueco en mis sentimientos,
    busco ahora los contornos de las venas de tus manos
    en cualquier parte, en cualquier persona
    que me refleje tu halo de constelación rota,
    mil explosiones han creado el infinito
    cuando tus ojos se posaron en los míos.

    Llueven desgracias desde que tu ausencia incolora
    se ha colgado de las más diminutas rutinas,
    como un recordatorio, un memorándum de fracaso
    y decepciones de mi pasado y mi presente.

  1. Cambio la sombra por la luz encendida,
    cambio mis gestos de duda por verdades a medias,
    cambio mis peores temores por mi lucha externa,
    cambio las horas de sueño por velar las madrugadas,
    cambio las mentiras por el peligro de la honestidad,
    cambio las riquezas por la contemplación de los días,
    cambio las canciones melancólicas por un canto alegre,
    cambio el rencor por perdonar sin testigos,
    cambio la frialdad del corazón por la tibieza de una mirada,
    cambio la actitud arrogante por la humildad de mis errores,
    cambio el vacío de la mesa por la compañía constante,
    cambio las mañanas agitadas por la serenidad del pensamiento,
    cambio las huellas que se borran por un presente inamovible,
    cambio los sueños destruidos por la esperanza del futuro,
    cambio los atardeceres con los ojos vendados por contemplar la vida,
    cambio los libros cerrados por el conocimiento infinito,
    cambio las tristezas y el abandono por caricias y consuelo,
  1. Quiero mirarme con tus ojos
    y sentirme con tu ternura,
    saber si por tus pensamientos
    atraviesa el frenesí que sospecho,
    Quiero gobernarme con tu pensamiento,
    saborearme con tu juicio,
    conocer si de tus manos se harán
    un refugio mis propias manos.Seremos la aleación perfecta
    de esta extraña locura,
    mezclados entre las risas
    y los desconsuelos por venir,
    Contemplando nuestras desdichas,
    nuestras grandezas y miedos,
    permaneceremos metidos en este vínculo
    en el que te siento parte de mis designios.
  1. En la isla del olvido
    canta un pájaro
    a mitad de la noche,
    deshojado y triste.Los jirones de sus alas,
    esparcidos por la arena,
    cantan aullidos a la luna
    que huraña lo contempla
    con la infinidad en los ojos.

    En la isla del abandono
    canta un pájaro
    a mitad de la noche,
    deshojado y triste.

    Los huecos de su plumaje
    son mapas a mundos olvidados
    que ya no se harán presentes,
    pues nadie jamás conocerá
    los secretos del enigma en su plumaje.

    En la isla de la amnesia
    canta un pájaro,
    a mitad de la noche,
    deshojado y triste.

    La noche lo somete,
    con desprecio y egoísmo
    a que su canto sea ahogado
    en un olvido categórico.

    En la isla del vacío
    cantaba el pájaro,
    a mitad de la noche,
    deshojado y trist.

  1. Sus manos del trabajo se han cansado,
    la explotación perpetua de su piel callosa.Las horas transcurren en silencio
    cargando su peso en la espalda encorvada.

    La jornada agobia sus sentidos
    y ha mecido los sueños de un futuro más justo,
    los minutos transcurren y con ellos
    la necesidad de una mejor vida,
    del sustento con que pueda dar
    lo poco que necesita su familia
    y que tanto cuesta conseguirles.

    Sus brazos de sudor están humedecidos,
    por los gritos y órdenes
    se han quedado en suspenso,
    en un suspenso del que vive en automatismo,
    del que calla y no sabe levantar la voz
    ante lo adverso y lo inhumano.

  1. Un sol nocturno se asoma por la ventana,
    esparce sus rayos sobre las sábanas frías.Conversando con el polvo de los objetos
    sugiere entre sombras lo incierto de mi existencia.

    Conozco de antemano este sol que no calienta,
    Que fugitivo duerme entre sus extremidades.

    La envidia contenida en la chispa del universo,
    Que no alimenta mi caída en picada.

    Sé de noches que sin transición se han vuelto días,
    de días que sin premura se vuelven noches.

    En mis ojos contemplo la agonía de mis instantes
    alejados de mi propia existencia vana.

    El sol me conmueve por la vida que contiene,
    y pienso en su existir mucho antes que el mío.

    En otras vidas y otros tiempos,
    personas que han pasado por mi espacio,
    que han respirado el mismo cielo.

  1. Ten cuidado de sus ojos,
    que muerden como fuego.Presta atención al sombreado
    que crea el contorno de su boca
    y promete dichas que no terminan.

    Hazte consciente de la delicia
    emanada de su piel trigueña.

    Una delicia que no existe,
    que es fantasía alienígena.

    Se pierde uno entre tanta maravilla,
    absorbido por poderes que se ignoran
    pero que han sido probados por
    otros ingenuos, abotargados y confundidos.

    Ignora su belleza maldita,
    hecha de espinas endulzadas con miel,
    miel de venenos y placeres pasajeros;
    ignora la forma en que en tus ojos
    se van cociendo los contornos de su espalda.

    Presta atención a sus inconsistencias,
    te dirán como los embustes se van tejiendo
    en sus palabras, en sus caricias
    que no terminan de satisfacerte,
    que parecen variar su forma con el tiempo
    pues se entregan a distintos sustancias.

  1. Escucha el dolor del viento,
    cómo se queja en un rugido.Nos advierte de éticas ficticias,
    nos advierte del peligro
    de un mundo egoísta,
    medularmente cobarde.

    Escucha el dolor del viento,
    cómo se queja en un rugido.

    Nos advierte del salvajismo
    de poderes que corrompen
    y motivan lo irracional.

    Nos advierte de peripecias
    sin rumbo fijo, y hombres
    que no saben escuchar
    sin antes empezar a hablar.

    Nos advierte de injusticias
    vendadas con una tela negra.

    Nos advierte de codicias,
    que como cristales sin reflejo
    ignoran el mal que a su alrededor
    clama por ser visto.

  1. Eres tú la mejor compañía,
    un café por la mañana cuyo sabor paladeo
    y siento mezclarse en mis labios.Eres un silencio que habla
    en mis sueños, y mientras duermo
    contemplo el olor de tu mirada.

    Tus ojos huelen a tierra fresca,
    a un mundo que es justo,
    a periódicos sabios y envejecidos,
    a la risa que brota de un niño cuya
    inocencia está aún late en su garganta.

    Eres río que arrastra desdichas y lágrimas,
    que lava las injusticias y los sinsabores.

    Tus manos vierten en mis manos
    la calidez de tardes frías y noches heladas.

    Tus manos me cobijan con la sabiduría
    de alguien que conoce de mí cada parte.

  1. No te rindas si en ti queda una chispa de verdad,
    si en tus manos aun albergas grutas para recorrer,
    y te entusiasma el color de una hoja puesta al sol,
    y la forma en que dos pájaros se cantan al vuelo.No destruyas la esperanza si tu piel se eriza
    al escuchar la voz del amor que habita en un alma.

    Sabrás de las historias que aún se tejen para mostrarte
    ilusiones que día a día se renuevan en enseñanzas.

    No te aferres a decepciones que están ya perdidas;
    contempla con tus ojos este mundo de versatilidades,
    versatilidades que alumbrarán nuevamente tu día.

  1. Estoy parado en la región más inhóspita.Una arena dibuja ante mis ojos horizontes, eternos y envolventes.

    El azul del cielo es un azul que quema las pestañas,
    y mis labios secos desean beber de ese azul que recuerda
    las profundidades de los mares más cristalinos y frescos.

    La arena se introduce en mis vestimentas y raspa la sequedad
    que se ha convertido en el peor aliado, que me despoja
    de mi propia piel, mi piel que arde bajo este sol despiadado.

    Estoy parado en la región más sola y olvidada,
    enfrentándome a mis propios desconsuelos y miedos más absurdos;
    se cristalizan mis sueños en el horizonte y los espejismos vuelan
    con sus alas ante mis ojos desdichados, hambrientos de aguas
    que se materialicen y caigan como sábana fría sobre mi piel quemada.

  1. Te amaré desde las sombras,
    desde lo inhabitable,
    desde donde no puedas contemplarme,
    y yo pueda observar tu hermosura.Te amaré desde el secreto
    de saber que no puedo tenerte
    porque perteneces a otro tiempo,
    a un universo paralelo en el
    que yo hubiera podido amar
    el abanico de tus pestañas y
    la sombra bajo tu mirada.
Citar en formato APA: ( A. 2018, 02. Verso libre. 10ejemplos.com. Obtenido , de https://10ejemplos.com/verso-libre/.)

Escribe un comentario en Verso libre