10 Ejemplos de Fenómenos Naturales

Los fenómenos naturales son todos los procesos que ocurren bajo las leyes de la naturaleza, las mismas que rigen el universo. Se distinguen por que para ellos no actúa la voluntad humana; sólo se manifiestan y siguen su curso, hasta llegar a un equilibrio. Este equilibrio durará cierto tiempo y tenderá a romperse para llegar a un nuevo estado. En el planeta Tierra, los fenómenos naturales siempre están activos porque los cambios son constantes.

Los fenómenos naturales crean la realidad conocida y nos dan una consciencia de cuáles son las causas y las consecuencias de todo lo que sucede. De este modo, como humanidad somos más observadores y apreciamos las transformaciones del mundo que nos rodea. Así sabemos que en la naturaleza se presentan las lluvias, el viento y la erosión del suelo por las dos anteriores, por ejemplo. Y podemos asignar a cada fenómeno algunas variables para estudiarlo.

Tipos de fenómenos naturales

El término “fenómeno natural” puede definir a varios conceptos:

  • Fenómeno natural como evento meteorológico: formación de nubes, lluvias, viento, tornados, huracanes, tolvaneras, arcoíris, las auroras.
  • Fenómeno natural como la acción de una ley física: la caída libre, el movimiento, la fuerza, el trabajo mecánico.
  • Fenómeno natural como una reacción química en el planeta: la fermentación de los frutos de los árboles, la respiración de las plantas, la nutrición del suelo.
  • Fenómeno natural como evento astronómico: un eclipse, el movimiento de traslación de los planetas, el movimiento de rotación de los planetas, el día y la noche.
  • Fenómeno natural como función del cuerpo humano: la digestión, la respiración, la tensión muscular, el desplazamiento, el embarazo.

Los conceptos anteriores son catalogados como Fenómeno natural, pues todos ellos actúan bajo las leyes y principios que configuran al universo y al planeta que, a su vez, tiene sus propios comportamientos.

La lluvia es un fenómeno natural.

Características de los fenómenos naturales

Los fenómenos naturales moldean nuestra relación con el mundo, y por eso en el transcurso de la historia se les ha estudiado a profundidad. Posteriormente estos conocimientos se han organizado hasta crear ciencias en torno a ellos. Por eso, cuando vemos un cielo gris ya sabemos que debemos tomar un paraguas, porque muy posiblemente viene una lluvia en camino y debemos protegernos del agua. El ser susceptibles de estudio es la característica principal de los fenómenos naturales.

Además de esta, hay otras características que les definen:

  • Se pueden describir: ya sea por medio de ecuaciones que relacionan sus variables o de enunciados generales.
  • Algunos son predecibles: ya conocidas sus propiedades y condiciones, se puede decir cuándo será la próxima vez que se presente, con cierta exactitud.

23 ejemplos de fenómenos naturales explicados

  1. Arcoiris: En este fenómeno, los rayos de luz solar son polarizados por las gotas de agua suspendidas en el aire atmosférico. Es común que aparezca al terminar las lluvias.
  2. Arcoiris de fuego: Este fenómeno natural se da en pocas ocasiones, y es el resultado de la polarización de los rayos de luz del sol con el agua de las nubes que se encuentran a grandes alturas. Se presenta como un arcoíris distorsionado, ligeramente difuminado, que da la apariencia de llamas de colores.
  3. Arcoiris de nubes o circunhorizontal: Es muy poco frecuente, y se presenta cuando los rayos solares crean un arcoíris con las nubes. Esto solo ocurre cuando el sol se encuentra a unos 58° sobre el horizonte; se puede observar ocasionalmente desde alguna montaña. Luce como un arcoíris formado por las propias nubes, que aparentan ser de colores.
  4. Arcoiris lunar: Este fenómeno se forma por la polarización de la luz proveniente del reflejo de la luz solar por parte de la luna. Se presenta en noches de luna llena en las que la humedad (las nubes) lo permite, o en las cercanías de afluentes de agua como las cascadas, que permiten que las partículas de agua suspendidas refracten la luz. Son muy raros y poco visibles.
  5. Aurora polar: Son luminiscencias que aparecen en el cielo nocturno, como manifestación visible de las emanaciones solares (eyecciones de masa solar), que se enfrentan con la magnetósfera, generadora del campo magnético terrestre. Las auroras son más visibles en los polos y sus cercanías, aunque ocasionalmente se pueden observar en otras latitudes, sobre todo cuando hay tormentas solares. En el polo norte se les denomina auroras boreales y en el polo sur auroras australes.
  6. Explosiones de lava acompañadas de rayos: se presentan como parte del fenómeno del vulcanismo (erupción volcánica). Se producen porque la actividad del volcán desprende una enorme carga eléctrica estática, la cual se libera en forma de destellos o rayos, que acompañan a las emanaciones de magma incandescente.
  7. Heladas: Las heladas consisten en el descenso de las temperaturas ambientales, a niveles inferiores a los cero grados llegando a la congelación del agua, lo que hace que el vapor del aire se congele, depositándose en forma de hielo que cubre zonas extensas. Es un fenómeno que suele congelar el suelo y por ende a la vegetación, por lo que suele afectar las cosechas, así como la flora y la fauna. Dependiendo de sus efectos sobre la agricultura, suelen clasificarse como heladas suaves, medias y fuertes.
  8. Huracanes y tifones: Son fenómenos naturales que por su magnitud y destrucción pertenece al grupo de los “desastres naturales”, se trata de tormentas tropicales giratorias, que se forman en zonas de baja presión atmosférica, en donde los vientos alcanzan velocidades superiores a los 120 Km/h, acompañados de fuertes lluvias. Estos se forman en el mar, en donde los cambios de temperatura del aire y del mar se conjugan. Suelen ser altamente destructivos cuando tocan tierra.
  9. Lluvia: La lluvia consiste en la caída de agua de las nubes, tras la acumulación de esta en las mismas por la condensación del vapor de agua existente en la atmósfera. Esta cae en forma de gotas de agua (con mayor frecuencia en zonas “húmedas” tropicales, subtropicales y templadas, aunque puede también estar acompañada de granizo).
  10. Turbonada: Se trata de una forma de precipitación del agua (en este caso en forma sólida), que consiste en la caída de grumos o bolas de escarcha o hielo de distintos tamaños (en ocasiones pueden llegar a varios centímetros de diámetro), y que suelen caer durante las tormentas cuando la temperatura de la nube es inferior a los 0° grados centígrados, precipitándose estos corpúsculos de hielo a gran velocidad y fuerza.
  11. Mareas: Se le llama así al fenómeno atmosférico que consiste en un aumento repentino en la velocidad del viento, dentro de fenómenos naturales como lluvias, huracanes, tormentas, tornados y nevadas. Es una elevación en la velocidad de los vientos que se aceleran de manera repentina y sostenida lo que suele ocasionar muchos daños. Se da en regiones en donde las temperaturas cálidas y frías chocan (por ejemplo, en las confluencias de corrientes marinas cálidas y frías que convergen a su vez, en corrientes de aire frías y cálidas, produciendo este aumento de la fuerza del viento.
  12. Mareas tectónicas o terrestres: Se trata del fenómeno que se da en las costas como resultado de la influencia que ejerce la fuerza gravitatoria del sol y de la luna sobre los mares, océanos y cuerpos de agua, produciendo que el agua se eleve sobre su nivel “normal”.
  13. Mareas tectónicas o terrestres: Se trata del mismo fenómeno en el que las fuerzas gravitatorias del sol y de la luna ejercen sobre las masas de agua, solo que en este caso la influencia se ejerce sobre del magma del interior de la tierra y de las placas tectónicas o corteza terrestre que esta sobre del magma. Es menos visible que la marea oceánica, pero esta marea deforma entre 25, 30 y 50 cm de amplitud la corteza del planeta, entre el periodo del equinoccio y la sizigia (alineación planetaria).
  14. Tormentas o tempestades de nieve: Es un fenómeno natural perteneciente a los fenómenos atmosféricos, es producido cuando la temperatura atmosférica reinante a la altura en la que se encuentren las nubes es inferior a los 0° centígrados, produciendo que las gotas de agua de que están formadas las nubes se condensen congelándose y formando cristales de hielo, los cuales se precipitan al suelo en forma de nieve (copos de nieve). Este fenómeno suele darse con mayor frecuencia en zonas de altitud elevada como picos de montañas o en las zonas polares y sub polares, en donde las temperaturas ambientales son inferiores, así como en las estaciones frías (otoño e invierno).
  15. Tormentas o tempestades de nieve: Se trata de la precipitación de nieve con gran fuerza sobre la tierra, es similar a las tormentas, huracanes y tifones, pero en este caso se trata del agua de las nubes que se condensa ha muy bajas temperaturas creando cristales de hielo, que caen con gran fuerza helando y congelando el suelo y la vegetación.
  16. Tornados: Se trata del fenómeno que es producido por la liberación de energía acumulada de la corteza terrestre, ya sea por el movimiento y presión ejercida entre las placas tectónicas que se libera en las denominadas fallas o bordes de las placas tectónicas, en donde una de ellas cede, o son el resultado de la liberación de energía acumulada producto de la actividad volcánica.
  17. Tormentas eléctricas: Se trata de fenómenos naturales del tipo meteorológico, que consisten en descargas eléctricas originadas por el choque de las cargas positivas y negativas que se suceden en las nubes, generando un pequeño pulso electromagnético. Las cargas positivas suelen concentrarse en las partes altas de las nubes mientras que las negativas en las partes bajas de las nubes, así mismo hay cargas negativas y positivas entre las nubes y la tierra, o que también produce rayos durante estas tormentas. Además, suelen ser acompañadas de lluvias torrenciales y granizadas, aunque en pocas excepciones se dan tormentas de este tipo exclusivamente de descargas eléctricas (rayos).
  18. Viento: Los tornados son fenómenos meteorológicos que se dan en la naturaleza, producidos por el viento que genera torbellinos, que se producen cuando chocan corrientes de aire frío y corrientes de aire caliente y húmedo, que forman vórtices giratorios (torbellinos), de corrientes de aire a velocidades extremas que descienden a la tierra y suelen causar destrozos considerables.
  19. Tormentas de arena: Se trata de los movimientos de masas de aire que se producen en la atmósfera, que se suceden por las diferencias de temperatura en el aire, que al ser calentado este se dilata (expande), haciéndose también más ligero y se eleva por sobre las masas de aire frío, generando corrientes de aire. Estas corrientes de aire se ven influenciadas también por la geografía del lugar y por el clima y humedad reinantes en la zona.
  20. Tormentas de arena: Las tormentas de arena o polvaredas, son fenómenos meteorológicos comunes en zonas desérticas como el Sahara, desiertos americanos y demás, que consisten en la elevación por el viento de grandes cantidades de arena y polvo que son arrastradas y que pueden cubrir grandes extensiones, dificultando la visión y cubriendo grandes zonas.
  21. Erupciones volcánicas: Se les denomina como inundaciones a las irrupciones lentas o violentas de causes de agua, de ríos, lagos, lagunas, embalses, o el mar, invadiendo tierras que habitualmente no están cubiertas bajo las aguas. Este fenómeno se puede dar como consecuencia del aumento del caudal de las lluvias, por algún efecto geológico (como la ruptura de un embalse de agua por algún terremoto), por efectos de las mareas, terremotos (como los tsunamis), etc. Estas pueden ser graduales y lentas, o manifestarse súbitamente y de forma violenta.
  22. Erupciones volcánicas: Son emisiones de magma, cenizas, gases y otros materiales volcánicos incandescentes del interior de la tierra hacia la superficie, ya sea de manera violenta o de manera regular y continua, a través de volcanes (elevaciones del suelo respecto al resto de la zona), o de chimeneas a niveles inferiores al suelo, por donde salen estas emanaciones.
  23. Ciclones submarinos: Se trata de ciclones o torbellinos subacuáticos que se forman en zonas de agua bajo hielo, cuando se introduce un flujo de agua salada al agua cubierta por el hielo (el agua de los mares congelados suele ser menos salina que el agua del océano abierto). Es un fenómeno observable de forma submarina bajo los hielos del Ártico y de la Antártida.

Sigue con:

Citado APA: (A. . 10 Ejemplos de Fenómenos Naturales. Revista Enciclopedia 10ejemplos.com. Obtenido 07, 2021, de https://10ejemplos.com/10-ejemplos-de-fenomenos-naturales/ )

Comentarios

  1. User Avatar

    Román Valenzuela

    Excelente por la ayuda que nos brindan

  2. Tormentas eléctricas.- Se trata de fenómenos naturales del tipo meteorológico, que consisten en descargas eléctricas originadas por el choque de las cargas positivas y negativas que se suceden en las nubes, generando un pequeño pulso electromagnético. Las cargas positivas suelen concentrarse en las partes altas de las nubes mientras que las negativas en las partes bajas de las nubes, así mismo hay cargas negativas y positivas entre las nubes y la tierra, o que también produce rayos durante estas tormentas. Además suelen ser acompañadas de lluvias torrenciales y granizadas, aunque en pocas excepciones se dan tormentas de este tipo exclusivamente de descargas eléctricas (rayos).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.