10 Ejemplos de Juegos de Azar

Un juego de azar es aquel en el que es imposible predecir un resultado, porque cada uno de sus turnos o tiradas es completamente aleatorio. Destacan por ejemplo el póker, los dados, las máquinas tragamonedas, las apuestas deportivas. En todos ellos sólo se puede aplicar un criterio: qué tendencia llevan los resultados anteriores. Con base en ellos, se participa y se espera a que la resolución llegue. Cuando hay un evento favorecedor, el jugador se lleva un premio.

Puede ser cualquiera, por tanto siempre se desea suerte al participante. Los juegos de azar han sido estudiados a través de la Probabilidad y la Estadística, y aún así hay una oportunidad de que no aparezca el evento esperado. En el caso del póker, se sabe que cada una de las 52 cartas tiene una probabilidad de 1/52 de aparecer en la apertura del juego. Cuando ya se han repartido varias, la probabilidad de que aparezcan las siguientes irá aumentando, porque el mazo está reducido.

En los juegos de azar son irrelevantes las habilidades físicas o intelectuales del jugador. Este depende completamente de tener una secuencia de eventos favorables, que en jerga popular es llamada “racha”. En el póker, todos los jugadores tienen la misma probabilidad de ganar al principio. Sin embargo, en el transcurso de la partida sólo están en sus manos las cartas recibidas y las decisiones que puedan tomar para proteger su juego.

Una estrategia muy aplicada en póker para tomar ventaja es engañar a los rivales con el lenguaje corporal. Durante todo el tiempo que dura un juego, hay una comunicación no verbal que va dirigiendo las acciones de los jugadores. Esto influye en sus interacciones, por lo que una partida de póker implica mucha fortaleza mental. Las expresiones faciales indican mucho de cómo van avanzando los contrincantes: si van dudando, o confiados de que ganarán, o si sólo son cuidadosos.

Como ya se ha mencionado, hay juegos en los que el jugador puede influir con su manera de actuar, como el póker. No obstante, hay otros en los que no. En las apuestas para carreras de caballos o las demás de tipo deportivo, siempre se depende del desempeño del deportista o el equipo que esté jugando; los riesgos son por tanto mayores y las recompensas monetarias que se reparten son más generosas. Por eso ya existen hasta plataformas digitales para hacer apuestas.

El poker es un juego de azar.

20 ejemplos de juegos de azar

  1. La lotería tradicional
  2. La lotería nacional
  3. La ruleta
  4. Cara o cruz con una moneda
  5. Los dados
  6. Piedra, papel o tijera
  7. Disparejo, presentando los pulgares hacia arriba o hacia abajo
  8. Bingo
  9. Rifas
  10. Sorteos
  11. Máquinas tragamonedas de los casinos
  12. Quinielas
  13. Apuestas en carreras de caballos
  14. Apuestas en las Ligas de fútbol soccer
  15. Apuestas en las peleas de la UFC
  16. Apuestas en eventos de boxeo
  17. Apuestas en carreras de Fórmula 1
  18. Juegos de mesa como el Monopoly, en el que se lanzan un par de dados y según el resultado se avanza en el juego.
  19. Serpientes y escaleras, porque depende de una tirada de dados.
  20. UNO, porque no se sabe qué carta saldrá del mazo si se “come” una.

Sigue con:

Citado APA: (A. . 10 Ejemplos de Juegos de Azar. Revista Enciclopedia 10ejemplos.com. Obtenido 07, 2021, de https://10ejemplos.com/10-ejemplos-de-juegos-de-azar/ )

Se el primero en dejar un comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.