Tipos de gobierno

Llamamos con el nombre de gobierno tanto al conjunto de órganos administrativos, de mando y ejecutores del poder público que posee un estado, así como al propio conjunto de los poderes públicos, es decir, los órganos ejecutivos, legislativos y judiciales, y organismos administrativos, con los que un estado ejerce la administración pública, y la dirección de los asuntos concernientes al estado y a la nación (población), en los ramos fundamentales y los más importantes (como energía, salud, economía, ejército, seguridad, etc.).

En sí, gobierno es el ejercicio del poder que es ejercido sobre de un estado (un país) o en su caso sobre de conjuntos de personas e incluso empresas.

Esta responsabilidad recae en los funcionarios del gobierno que bien pueden ser elegidos como en el caso de las repúblicas o hereditarios como en las monarquías e incluso pueden ser el producto de la imposición de un estado extranjero o entidades ajenas por (poderes “fácticos”) como en las dictaduras. Los gobiernos suelen establecerse en base a leyes “las constituciones”, que son las que rigen tanto a los distintos órganos gubernamentales como sus atribuciones y límites de las mismas, y en algunos casos las tendencias políticas o sociales de los susodichos gobiernos.

Los distintos tipos de gobierno pueden ser clasificados según varios criterios, ya sea por su tendencia socio-política, (de izquierda, derecha, centro), por ser laicos, ateos, o teocráticos, por su forma de organización y estructura gubernativa y/o administrativa (repúblicas, reinos, imperios, etc.), o como es ejercido el poder “político”, etc.

Tipos de gobierno

Tipos de gobierno, parlamentario

Principales tipos de gobierno:

Gobiernos Teocráticos

Se trata de aquellos en los que el poder se ejerce en conformidad con los lineamientos que plantea alguna religión (que suele ser la religión dominante), siendo que los líderes políticos y los líderes religiosos coinciden de conformidad a las leyes y la forma de gobernar que se encuentran basadas en la religión. Este tipo de gobierno fue el más común en la antigüedad, siendo que la gran mayoría de los gobiernos de reinos, imperios y repúblicas de la antigüedad se engloban dentro del estado teocrático por sus tendencias religiosas. En ellos las normas son supeditadas a la religión y su moralidad particular. Actualmente este tipo de gobierno es el que prevalece en países principalmente del medio oriente como las monarquías teocráticas de arabia saudita (musulmán), las repúblicas islámicas como Irán (musulmán) o el estado de Israel (judío), así como también en occidente como lo es el caso del estado vaticano (católico) que también es un estado teocrático.

Gobiernos Monárquicos

Estos son aquellos en donde el poder ejecutivo (y en ocasiones también otros poderes) como el legislativo y el judicial, así como el acaparamiento de otras funciones principales del gobierno como la designación de cargos como los ministros del interior, finanzas, ejército, e incluso en algunas monarquías cargos eclesiásticos y religiosos (como en el caso de la monarquía inglesa cuyo rey/reina es también jefe de la iglesia estatal). Estos han sido históricamente los principales gobiernos que han existido en casi todas las culturas junto con los teocráticos, siendo que incluso actualmente buena parte de los países se encuentran bajo algún tipo de gobierno monárquico.

Entre los gobiernos monárquicos los hay subtipos como los “personales” o absolutos, en donde el monarca posee mayor poder y facultades personales ya sea un emperador, rey o príncipe. Así también están aquellos gobiernos en que el rey se encuentra limitado por otros poderes que sirven de contrapeso y se encuentran reglamentados por una constitución, se trata de monarquías constitucionales, en donde las funciones legislativas, judiciales y ejecutivas se distribuyen con otros poderes y se limita el poder del monarca, es el caso particular de las monarquías parlamentarias (también se le denomina monarquía relativa), en donde la mayor parte de las funciones se delegan al parlamento y otros poderes, quedando el monarca como una especie de símbolo, existiendo una cierta proporción de democracia en la elección del gobierno (los parlamentarios son electos por el pueblo).

Gobiernos Republicanos

Se trata de regímenes en donde el sistema de gobierno o administración se fundamenta bajo el imperio de la ley y en la igualdad de todos los ciudadanos ante la misma. En ellos suele existir un estado de democracia o en su caso un estado oligárquico, pero en donde la responsabilidad del gobierno y la administración recae en los poderes ejecutivo (presidente, canciller), el legislativo en las cámaras (parlamento, senado, diputación), y en donde los ciudadanos poseen una mayor participación en las decisiones gubernativas. En la actualidad la mayor parte de los países se encuentran bajo este tipo de gobierno, teniendo una mayor o menor proporción de participación del pueblo (democracia), pudiendo entrar dentro de este tipo de gobierno tanto los gobiernos democráticos, los regímenes de “presidencialismo”, las dictaduras militares, los gobiernos unipartidistas, etc.

Gobiernos Democráticos

Estos son gobiernos en donde el pueblo cuenta con una participación ciudadana activa mediante la elección de sus dirigentes y por medio del uso de plebiscitos y consultas. Los ciudadanos pueden elegir a los gobernantes y ser postulados para ejercer puestos en el propio gobierno (esto depende de leyes y reglamentos que regulan dicha materia en cada país). En ellos los gobernantes tienen la obligación de rendir cuentas de la administración pública ante la ciudadanía, por medio de mecanismos establecidos para tal finalidad.

Aristocráticos

En estos el poder es acaparado por un grupo selecto de poder económico elevado o de “alto abolengo”, o elitista. Según Platón en teoría la aristocracia debería de ser el gobierno de los mejores (aristos– mejor kratos-poder), entendiéndose de ello que el poder debería de ser ejercido por los más aptos, en contraposición a la monarquía en donde el poder era ejercido por un individuo y sus actos se acoplan a sus designios y caprichos, así como también en oposición a la democracia en donde el poder puede ser ejercido por alguien ignorante y falto de aptitudes para su ejercicio adecuado, solo por ser designado por una mayoría. Sin embargo en la práctica se le ha designado como gobierno aristocrático a aquel que es ejercido o acaparado por quienes detentan poderes fácticos como abolengo y recursos económicos pudientes, que pertenecen a las elites políticas, religiosas, económicas, etc. deformando su concepción original degradándose a pasar a ser un sistema en el que los privilegios y derechos son acaparados por las élites poderosas que monopolizan el gobierno en detrimento del resto de la población.

Presidencialismo

Se designa así a aquellos gobiernos en que si bien existen sistemas legislativos y judiciales con quienes en teoría se deberían repartir las funciones gubernativas, en la práctica el poder es monopolizado y perpetuado por el presidente del poder ejecutivo (o en su caso por el primer ministro), quien en realidad detenta las funciones de los demás poderes, junto a su equipo de gobierno en muchas ocasiones tomando las decisiones de forma autoritaria al no contar con un poder que limite su funciones de manera efectiva. Sin embargo y a pesar de que este tipo de gobierno tiende al autoritarismo, siendo frecuente que sea un gobierno oligárquico, pero que cuenta con mecanismo democráticos como la elección del propio presidente, quien sin embargo se “perpetúa” mediante la reelección.

Gobiernos Dictatoriales

En un principio el gobierno dictatorial hacía referencia al gobierno que se le otorgaba a un líder o conductor de un pueblo en momentos de crisis (dictador era un “cargo” o encomienda otorgado a un individuo por un lapso determinado en la antigua roma, un cargo militar y político), pasando posteriormente a significar el gobierno ejercido por una persona o por una élite (militar, económica, política, etc.), generalmente de forma tiránica y despótica. Este tipo de gobierno suele surgir tras un golpe militar o la toma del poder con medios violentos, por parte de un grupo político, económico e incluso religioso, como en los casos de las dictaduras leninista y estalinista (unipartidista), y varias latinoamericanas (por golpistas militares). Se caracterizan por usar de la represión y la violencia para erradicar a la oposición y mantener el poder.

Parlamentarismo

En este tipo de gobierno, el poder político es ejercido o recae en un parlamento o cámara de representantes. En este tipo de gobierno no existe entonces una figura única, como un presidente, que tome las decisiones o ejerza unilateralmente el poder. Por el contrario, un grupo de personas toman las decisiones y ejercen el poder político.

Unipartidismo

En estos el poder político lo ejerce un único partido político, de manera que en el espectro político no existen otros partidos que tengan la posibilidad de acceder a ejercer el poder. Se podría decir que este tipo de gobierno es de corte autoritario, ya que todo el poder recae en una sola entidad partidista.

Gobierno militar o dictadura militar

Se trata de aquellos en donde el poder político y gran parte de los demás poderes se hallan bajo el control de los militares, así como los principales aspectos de un país. Este tipo de gobierno suele implantarse por medio de golpes militares o la toma del poder civil relevando a la autoridad civil y tomando el mando del mismo por parte de los militares, organizándose en forma de junta militar gubernativa que se encarga de los distintos ramos de la administración. Suelen ser de corte autoritario variando en grado esto último, pero en donde las fuerzas armadas tienen bajo su control la práctica totalidad de los aspectos de un país.

Otro tipo de gobierno militar es aquel que es ejercido por militares pertenecientes a otra potencia extranjera dentro de un país invadido y ocupado, en donde los militares invasores se encargan de la administración y la gobernación de los ramos más trascendentes del país ocupado. Se caracterizan por coartar las libertades individuales y los derechos civiles, así como por la toma del poder por medios violentos.

Gobierno empresarial o corporativo

Se habla de gobierno empresarial o corporativo al referirse al conjunto de normas, principios y directrices que se encuentran encaminadas al buen funcionamiento de los distintos órganos de gobierno y/o manejo de una empresa.

 

Escribe un comentario en Tipos de gobierno

  1. celemo, comentó hace 7 meses:

    Como le llamaríamos a un gobierno, donde prevalece la democracia y que dentro de esta democracia hay un tipo de grupo como secta o religión, donde el liderazgo lo ejerce los descendientes, o hijos de el principal jefe de este grupo. pongo un ejemplo: una iglesia cristiana donde todos los cargos de la iglesia los hereda el hijo y los familiares del pastor o líder principal.
    Dicho esto es como si tuvieran una empresa con esta religión mas si los hijos de este pastor son unos flojos que no hacen ningún esfuerzo físico por la iglesia, bueno opino yo.

    • pcasado, comentó hace 6 meses:

      Celemo, Monarquía Hereditaria…

  2. Diego Mayoral, comentó hace 3 meses:

    No creo que se le pueda llamar dictadura al corto gobierno de Lenin, pienso que implementar un sistema social y de gobierno que solo estaba en papel, sin tener una figura externa para el que hacer y que no hacer, no fue nada fácil
    Toda la revolución del proletariado y campesinado se fue a la basura cuando Stalin quedo al mando, ahí si se volvió una dictadura
    Pienso que si Trotsky hubiera quedado al frente de la recien organizada Rusia Socialista, todo hubiera sido mucho muy distinto
    Mi punto de vista

  3. Ubaldoreyes, comentó hace 2 semanas:

    Buenas noches, una pregunta: ¿cuál seria el tipo de gobierno perfecto para un país que esta en condiciones pésimas por sus gobiernos como México?