Tipos de sangre

La sangre es un líquido que circula por nuestro cuerpo a través de capilares, venas y arterias. Se trata de un elemento imprescindible de todos los vertebrados, ya que se considera como un tejido conectivo. Por lo tanto, la función principal de la sangre es la de distribuir e integrar sistémicamente a todo el organismo. De esta manera, la sangre se encarga por ejemplo de la distribución de nutrientes por todo el cuerpo. Es así un aspecto muy importante para la vida humana, ya que sin ella es imposible que el cuerpo funcione. Este líquido, como bien sabemos, es de color rojo debido a la hemoglobina, que se encuentra a su vez en los eritrocitos. Cuando está líquida, la sangre, además de los eritrocitos, también se compone de leucocitos y plaquetas. En forma sólida está constituida por el llamado plasma sanguíneo.

Los seres humanos no tenemos sin embargo el mismo tipo de sangre. De hecho, existen diferentes tipos, algunos de los cuales son incompatibles entre sí. Esto quiere decir que cada uno de nosotros tenemos un tipo de sangre específico que se define principalmente por sus características internas. Es decir, por su composición química. Asimismo, existen los que se conocen como grupos sanguíneos, que son dos, y que se definen por las características presentes o no en la superficie de los glóbulos rojos y en el suero de la sangre.

Tipos de sangre:

Antígenos: este tipo de sangre se define por la sustancia que desencadena la formación de anticuerpos y que por lo tanto tiene la capacidad de dar una respuesta inmunitaria en el caso que sea necesario. Este tipo de sangre se conoce popularmente como el sistema ABO.

Tipos de sangre

Tipos de sangre, Factor Rh

Factor Rh: este tipo de sangre se define por la cantidad de proteína integral de la membrana aglutinógena de los glóbulos rojos de la sangre. En este caso se presentan casos positivos o negativos, si es que se tiene o no dicha proteína. Es esto último lo que define el tipo de sangre que se tiene.
Sangre grupo A: este tipo de sangre tiene sus antígenos A en los glóbulos rojos y los anticuerpos del tipo B en el plasma.

Sangre grupo B: evidentemente, este tipo de sangre tiene sus antígenos B en los glóbulos rojos, mientras que los anticuerpos A en el plasma.

Sangre grupo AB: este tipo de sangre tiene sus antígenos A y B en los glóbulos rojos y no tiene ningún tipo de anticuerpos, ni A ni B, en el plasma. Las personas que tienen este tipo de sangre tienen la ventaja de poder recibir o ser compatibles con cualquier otro tipo de sangre. Sin embargo, únicamente pueden donar a las personas que tienen su mismo tipo de sangre.

Sangre grupo O: esta tipo de sangre no tiene antígenos A ni B en los glóbulos rojos aunque tiene los anticuerpos A y B en el plasma. Las personas que tienen este tipo de sangre se consideran como donadores universales, ya que pueden donar a otras personas sin importar su tipo de sangre pero nada más pueden recibir de su mismo tipo.

Escribe un comentario en Tipos de sangre