10 Ejemplos de Oraciones a Jesús

Es bien sabido que una de las promesas de Jesús fue “todo lo que pidan al Padre en mi nombre él se los concederá”.

Esta promesa se cumple una y otra vez cuando se hacen oraciones a Jesús con mucha fe, aunque es necesario estar conscientes de que no todo lo que queremos nos será concedido, puesto que Dios sabe exactamente lo que nos conviene aunque nosotros no lo creamos así.

10 ejemplos de oraciones a Jesús:

1.- Quédate Señor Conmigo.
Oh Cristo Jesús, yo te reconozco por Rey Universal. Todo lo que ha sido hecho, ha sido dado por Ti. Ejerce sobre mí todos tus derechos. Renuevo mis promesas del bautismo renunciando a Satanás, sus pompas y sus obras, prometo vivir como buen cristiano y muy particularmente me comprometo a hacer triunfar, según mis medios, los derechos de Dios y de tu Iglesia. Divino Corazón de Jesús, te ofrezco mis pobres acciones para obtener que todos los corazones reconozcan tu sagrada realeza y que así, el reinado de tu paz se restablezca en el universo entero. Amén.

2.- Creo en Ti.
Señor, Tú siempre me has dado la fuerza necesaria y aunque débil, creo en Ti. Señor, Tú siempre me has dado la paz de cada día y aunque angustiado, creo en Ti. Señor, Tú siempre me has guardado en la prueba y aunque estoy en ella, creo en Ti. Señor, Tú siempre has alumbrado mis tinieblas y aunque no tengo luz, creo en Ti. Amén.

3.- Bendigo yo Tú Santo Nombre.
Jesús, bendigo yo tu santo nombre, Jesús, mi corazón en ti se emplee, Jesús, mi alma siempre te desee, Jesús, te alabe yo cuando te nombre. Jesús, yo te confieso Dios y hombre, Jesús, con viva fe por ti pelee, Jesús, en tu ley santa me recree, Jesús, sea mi gloria tu renombre. Jesús, medite en ti mi entendimiento, Jesús, mi voluntad en ti se inflame, Jesús, contemple en ti mi pensamiento. Jesús de mis entrañas, yo te ame, Jesús, viva yo en ti todo momento, Jesús, óyeme tú cuando te llame. Amén.

4.- Oración de Entrega.
Tomad, Señor y recibid toda mi libertad, mi memoria, mi entendimiento y toda mi voluntad, todo mi haber y todo mi poseer. Vos me disteis, a Vos, Señor, lo torno. Todo es Vuestro, disponed de ello según vuestra voluntad. Dadme Vuestro Amor y Gracia, que éstas me bastan. Amén.

5.- Oración a Jesús Crucificado.
Oh mi amado y buen Jesús, postrado en vuestra santísima presencia, os ruego con el mayor fervor imprimáis en mi corazón vivos sentimientos de fe, esperanza y caridad, verdadero dolor de mis pecados y propósito firmísimo de enmendarme, mientras que yo, con todo el amor y con toda la compasión de mi alma, voy considerando vuestras cinco llagas, teniendo presente aquello que dijo de Vos, Oh buen Jesús, el Santo Profeta David “Han taladrado mis manos y mis pies y se pueden contar todos mis huesos”. Amén.

6.- Acto de Confianza.
Oh Corazón de Jesús, pongo toda mi confianza en Ti. De mi debilidad todo lo temo, pero todo lo espero de tu bondad. A tu Corazón confío (se hace la petición). Jesús mío, yo cuento contigo, me fío de Ti, descanso en Ti. Estoy seguro en tu Corazón. Amén.

7.- Alma de Cristo.
Alma de Cristo, santifícame, Cuerpo de Cristo, sálvame, Sangre de Cristo, embriágame, Agua del costado de Cristo, lávame, Pasión de Cristo, confórtame, Oh, buen Jesús, óyeme, dentro de Tus Llagas, escóndeme, no permitas que me aparte de Ti. Del maligno enemigo, defiéndeme, en la hora de mi muerte, llámame y mándame ir a Ti, para que con tus santos te alabe por los siglos de los siglos. Amén.

8.- Oración diaria a Jesús Misericordioso.
Jesús, Jesús toma mi corazón, te lo dono. Deseo que eso sea el refugio en que pueda encontrar asilo cuando los pecadores más obstinados te rechazan y te maldicen. Soy un pobre hijo (a) tuyo (a), que le has dado una misión grande a cumplir, muy grande por su capacidad. Mas Tú, omnipotente y benigno, me ayudas y me perdonas si no llego a cumplir todo lo que deseas de mí. Por eso confío en tu bondad y misericordia infinita y te pido piedad Jesús, piedad de mí y de todo el mundo. Ayuda mi incapacidad y ayuda a todos, todos. Gracias Jesús, sé que ninguna plegaria eleva el alma en vano y que a cada deseo o invitación tú respondes con generosidad y amor infinito. Sean rendidas mil veces gracias a ti, por todo aquel perdón y aquellos dones de amor que das a todas las criaturas de la tierra para redimirlas y salvarlas. Gracias, Jesús mi redentor, gracias, Jesús mi Salvador. Gracias en eterno a tu misericordia infinita. Amén.

9.- Dulce Señor.
Jesús, mi dulce Señor, te amo tanto, ayúdame a ser como quieres que sea. Soy tan pequeño y pobre, pero Tú, Jesús, que eres mi Señor, puedes ayudarme, debes ayudarme a convertirme. Quiero siempre vivir unido a Ti, como el sarmiento a la vid y deseo que mis hermanos te conozcan y amen por mí. Jesús, dulce Señor, tu bondad es inmensa, deja que la alegría y la seguridad de ser hijo de Dios se lean en mi rostro. Cuando te reciba en mi corazón, dame tu paz, déjame sentir que estás conmigo, para enfrentar juntos al día que deseo vivir como un regalo tuyo. Jesús, mi dulce Señor, necesito de tu gracia para parecerme más y más a Ti, necesito de tu amor para vencer mi egoísmo. Quiero llegar contigo al paraíso y por el momento colma mi corazón con este anhelo. Jesús, mi dulce Señor, ámame tan pobre como soy. Amén.

10.- Aceptación a Jesús.
Señor Jesús, creo que eres el Hijo de Dios. Gracias por morir en la cruz por mis pecados. Por favor perdóname mis pecados y dame el regalo de la vida eternal. Te pido que entres en mi vida y mi corazón, que seas Señor y Salvador, quiero servirte siempre. Amén.

Escribe un comentario en 10 Ejemplos de Oraciones a Jesús