10 Ejemplos de Estereotipos

Los estereotipos son un conjunto de creencias, ideas, prejuicios, actitudes y opiniones preconcebidas, que tiene la sociedad sobre las pautas o reglas culturales y sociales que se han fijado previamente, transmitiéndose de generación en generación.

No necesariamente tienen que ser masivos, ya que si un grupo reducido de personas piensan de la misma forma y adoptan este criterio, por ejemplo: sobre la forma de vestir, éste será el estereotipo que tengan.

Los estereotipos pueden ser de tipo cultural, social, racial, de género, clase social, sexual, de edad, o religión, por mencionar sólo algunos y se aplican a todas las personas que entren en esa categoría.

10 ejemplos de estereotipos:

  1. De género sobre la mujer: ama de casa, madre, siempre bella, paciente, delicada, dependiente, sensible, objeto sexual, frívola, tierna, sumisa.
  2. De género sobre el hombre: trabajador, inteligente, fuerte, no llora, valiente, jefe de familia, proveedor, le gustan los riesgos, agresivo.
  3. De género sobre los niños: traviesos, visten de azul, juegan con pelotas y coches, tienen mucha energía, son rebeldes e irresponsables.
  4. De género sobre las niñas: ordenadas, tiernas, visten de rosa, juegan con muñecas, son obedientes, ayudan con las labores del hogar.
  5. De edad sobre los viejos: se les cataloga como inútiles, enfermizos, dependientes, e improductivos.
  6. Raciales: se basan en las diferencias étnicas y culturales considerando inferiores a personas de distinto color, lugar de origen o cultura, catalogándolos por ejemplo como terroristas, delincuentes, o tontos.
  7. De clases sociales: generalizan a los pobres con la ignorancia y la delincuencia, a los ricos con la soberbia y la prepotencia, a las madres solteras con una conducta ligera.
  8. De físico: muchos piensan que las personas rubias son más bellas, o que sólo pertenecen a clases sociales altas.
  9. De físico: se estereotipa a los gorditos como simpáticos, tragones o descuidados de su persona.
  10. De política: se cataloga como que todos políticos son corruptos o rateros.