10 Ejemplos de Anáfora

La anáfora proviene del griego anáfora y del latín anaphora que quieren decir repetición, por lo que ésta se da cuando se repite una palabra dos o más veces al inicio de la oración.

El utilizar pronombres en indicativo como aquél, aquella, él, ella, éste, ésta, éstas, éstos, aquellos, aquellas, para referirse a algún objeto o persona que ya se mencionó antes dentro de la oración también es una anáfora.

10 Ejemplos de anáfora:

La anáfora se marca en negro para su mayor comprensión.

  1. Rápido, rápido que nos deja el tren. (Simple)
  2. Grítale, grítale que no te oye. (Simple)
  3. Mira, mira que bonita está. (Simple)
  4. Camina, camina no te quedes atrás. (Simple)
  5. Rogelio y Tere tocan un instrumento, él toca el piano y ella el violín. (En la oración)
  6. Me encanta tu jarrón, este que tienes sobre la mesa. (En la oración)
  7. Pedro Mendoza, aquél que fue mi vecino en la niñez. (En la oración)
  8. “El canto de las aves, el canto de los árboles y el canto de la lluvia”. (En poesía)
  9. Aquí fue Troya, aquí mi desdicha”. (En poesía)
  10. Haciendo su presentación, haciendo honor a su nombre”. (En poesía)