10 ejemplos de Factores Abióticos

Los factores abióticos son aquellos factores o entes que no conforman la vida, pero que de alguna manera se encuentran interrelacionados con ella, es decir, son cosas que tienen una interacción con los factores bióticos (plantas, animales, bacterias, hongos), y conjuntamente con los bióticos conforman el ecosistema. Se trata de factores que son indispensables para el desarrollo y mantenimiento de la vida, (en cualquiera de sus formas), es el caso del agua o del calor, que son dos de los factores abióticos que se necesitan para que los seres vivos puedan existir, pues sin agua no pueden existir seres vivos, y de la misma manera sucede al respecto de las fuentes de calor, (luz solar, calor geotérmico, etc.), sin esas fuentes de calor, no se pueden desarrollar ni mantener los seres vivos.

Puesta de sol en un campo

El sol es un factor abiótico del cual obtienen energía seres vivos como por ejemplo las plantas.

Los factores abióticos son indispensables para la vida.

Otros factores abióticos son los diversos elementos químicos de los que están compuestos los seres vivos, siendo alrededor de 25 los elementos que se encuentran en la materia viva siendo algunos de ellos el calcio, el sodio, el hierro, el zinc, el oxígeno, el hidrógeno, y varios otros elementos que constituyen las moléculas y las células de que están formados los seres vivos, así como permiten su buen funcionamiento orgánico realizando diversas actividades bioquímicas.

20 ejemplos de factores abióticos

Luz solar: la luz solar es la principal fuente de energía para los seres vivos; dentro del factor abiótico de la luz solar se engloban todas las longitudes de onda y radiaciones que influyen en los seres vivos, tales como la luz visible, la luz infrarroja y la luz ultravioleta, así como otras radiaciones provenientes del sol, que inciden en el desarrollo de los seres vivos, ya sea brindando calor o como en el caso de las plantas y bacterias con clorofila, proporcionando directamente la energía necesaria para los procesos vitales y que a su vez, estos seres transmitirán a otros seres, ya transformados en otros componentes energéticos (como azúcares y almidones), cuando estos otros seres vivos se alimentan de los seres clorofílicos.

Fuentes térmicas.- La temperatura es vital para gran parte de los seres vivos ectotérmicos, (los animales que dependen de fuentes externas para el mantenimiento de la temperatura, como los peces, reptiles y anfibios), y también influye decisivamente en los animales homeotermos, en especial cuando estos últimos, habitan lugares que presentan condiciones climáticas en donde las temperaturas oscilan de manera extrema. Los principales factores abióticos que influyen en la temperatura, son el sol y el calor geotérmico.

Atmósfera.- Atmósfera, la vida sobre el planeta tierra, sólo es posible gracias a que existe una atmósfera que permite que los gases y la presión necesarias para la supervivencia de la vida, queden aseguradas. Es gracias a la atmósfera que la presión del aire es constante a determinada altitud, así como protege de factores externos que podrían destruir la vida, (como en el caso de los rayos ultravioleta y otras radiaciones cósmicas, que destruyen a los organismos vivos), así también la atmósfera interviene en la creación y mantenimiento de ciertas condiciones y fenómenos climáticos en zonas determinadas, permitiendo el desarrollo de la vida.

Agua.-El agua es un material líquido que es vital para la vida, toda vez que constituye la mayor parte de la materia de que están compuestos los seres vivos, y constantemente debe de ser repuesta para la continuación de los procesos vitales de los organismos. Así como es el medio en el cual vive una gran porción de los seres vivos (vegetales como las algas, bacterias y demás microorganismos, animales como los peces y otros animales cuyo medio es el agua).

Río y bosque como factor

El agua es un abiótico indispensable para la vida, además de constituir parte de los propios organismos vivos, es un medio dentro del cual viven varios eres vivos, así como forma parte del ecosistema, como los ríos, lagos y océanos.

Aire.- La mezcla de varios componentes gaseosos y que se encuentra dentro de nuestra atmósfera, es a lo que comúnmente denominamos como aire, este es indispensable para la respiración tanto de plantas como de animales y los demás seres vivos que se encuentran en la superficie del planeta, toda vez que los gases que utilizan plantas, hongos, animales, y bacterias para sus correspondientes “respiraciones”, se encuentran en el aire (o en su caso disueltos en el agua).

Suelo.- Es la parte más externa de la corteza terrestre, en ella se encuentran varios elementos orgánicos e inorgánicos que son los nutrientes de los que se alimentan las plantas, hongos y bacterias, y por ende son la fuente indirecta de nutrientes del resto de los seres vivos.

Clima.- El clima es el conjunto de fenómenos atmosféricos que se encuentran influidos por las condiciones del terreno (elevaciones, depresiones, humedad del lugar, etc.), es decir, son las condiciones atmosféricas que predominan en un lugar durante un cierto periodo de tiempo, lo que afecta al desarrollo de los seres vivos que habitan una región.

Oxígeno.- El oxígeno, es un elemento vital para la función respiratoria, en especial para las bacterias, animales y en cierta medida para las plantas.

Carbono.- El carbono es un elemento que permite la creación de las cadenas carbonadas, mismas que constituyen las moléculas de que están formados los seres vivos.

Calcio.- El calcio es otro elemento que pertenece a los factores abióticos de que están constituidos los seres vivos, gracias a este elemento muchos animales han desarrollado esqueletos y corazas que les permiten la locomoción y protegen del medio, así como contribuye a varios procesos bioquímicos vitales.

Boro.- Es otro factor abiótico que interviene directamente en funciones metabólicas como en el metabolismo de los nutrientes.

Cobre.- Se trata de un mineral metálico que interviene en funciones biológicas como en la formación de glóbulos rojos en los animales y el ser humano.

Cromo.- Es otro mineral metálico que interviene en funciones metabólicas, por ejemplo como factor de tolerancia a la glucosa en el organismo.

Fósforo.- Es un mineral que interviene en funciones metabólicas como en el funcionamiento de la glándula paratiroidea y en la metabolización del calcio.

Hierro.- Este factor abiótico es un mineral que interviene en funciones biológicas tales como en la formación de la sangre, en donde el hierro forma parte de la hemoglobina, siendo el hierro parte fundamental para la absorción del oxígeno ambiental.

Magnesio.- Es otro factor abiótico perteneciente a los minerales, cumple funciones metabólicas como cofactor enzimático, en la regulación y transmisión neuroquímica, en la formación de los huesos y en los líquidos intracelulares siendo parte fundamental de la homeostasis del organismo.

Molibdeno.- Este factor abiótico interviene en funciones biológicas, es el caso de su función de cofactor en las enzimas.

Yodo.- Es un mineral que regula el funcionamiento de la glándula tiroidea.

Selenio.- Es otro mineral que cumple funciones biológicas, más exactamente como antioxidante en coordinación con sustancias como la vitamina E.

Zinc.- Es un mineral que es indispensable para el funcionamiento adecuado del sistema inmune, formando parte de las bioquímica de este importante sistema.

Escribe un comentario en 10 ejemplos de Factores Abióticos

  1. Mabel, comentó hace 1 año:

    Está buena esta página.

  2. isabel, comentó hace 1 año:

    Que buena página, ahora Dayana y Yo ya podremos hacer nuestras tareas tranquilas 🙂 :v

  3. jonatahan quintanilla, comentó hace 1 año:

    😮 <3 (y)

  4. marlene, comentó hace 1 año:

    gracias a 10ejemplos por ayudarme hacer mi tarea 🙂

    • Yeidis, comentó hace 9 meses:

      Gracias por su colaboración: *

  5. Naomi, comentó hace 7 meses:

    Me gusta la página porque me ayuda a hacer rápido mis tareas.

  6. hernan, comentó hace 1 mes:

    Me ayudó mucho para mi tarea