Ejemplos de metaloides

Los metaloides son un reducido conjunto de elementos químicos que tienen propiedades tanto de metales como de no metales. Comprenden una región determinada de la tabla periódica, y se aplican para propósitos muy determinados por sus características. Por ejemplo, el silicio y germanio son semiconductores, utilizados para fabricar componentes electrónicos.

Ejemplos de metaloides

Todos los metaloides que existen son:

  • Boro
  • Silicio
  • Germanio
  • Arsénico
  • Antimonio
  • Telurio
  • Ástato

Boro

El boro es el metaloide que encabeza el grupo IIIA de la tabla periódica. Tiene un punto de fusión muy alto y propiedades en las que predomina el carácter no metálico. No se encuentra libre en estado natural, pero es el elemento fundamental del bórax Na2[B4O5(OH)4]*8H2O. El bórax se emplea como ablandador de agua y en agentes de limpieza.

El ácido bórico H3BO3 es un antiséptico moderado que se usa en los lavados oculares. Los compuestos de boro se utilizan extensamente en objetos de vidrio Pyrex, fibra de vidrio, abrasivos, herramientas de corte, esmaltes de porcelana y como retardante de flama. Desde el punto de vista químico, el boro se comporta más como el metaloide silicio que como el aluminio metálico.

Sus propiedades son las siguientes:

  • Número atómico: 5
  • Peso atómico: 10.81 g/mol
  • Electronegatividad: 2.04
  • Densidad 2460 Kg/m3
  • Punto de fusión 2076°C
  • Punto de ebullición 3927°C

Silicio

El silicio es un metaloide con propiedades de carácter predominantemente no metálico. Es el segundo elemento más abundante en la corteza terrestre, abarcando un 26% de esta, pero no se encuentra como elemento libre. La arena de cuarzo, que es el dióxido de silicio (SiO2), se utiliza en la producción de vidrio y cemento.

Este metaloide ha tenido una participación amplia en la tecnología moderna, pues el silicio altamente puro se utiliza en la fabricación de semiconductores y chips de computadora. El carburo de silicio (SiC), con nombre comercial Carborundo, se utiliza en la creación de herramientas de corte y esmerilado.

Sus propiedades son las siguientes:

  • Número atómico: 14
  • Peso atómico: 28.085 g/mol
  • Electronegatividad: 1.9
  • Densidad 2330 Kg/m3
  • Punto de fusión 1414°C
  • Punto de ebullición 2900°C

Germanio

El germanio es un metaloide de color blanco grisáceo brillante, quebradizo. Es resistente a los ácidos y a las bases. Es capaz de formar numerosos compuestos organometálicos, y es un relevante material semiconductor, empleado para fabricar transistores y fotodetectores.

Al contrario de algunos semiconductores, el germanio tiene una breve franja prohibida, conocida como band gap. Por tanto, responde de forma eficaz a la radiación infrarroja y puede usarse en amplificadores de baja intensidad. Sus aplicaciones se ven limitadas por su elevado costo, y en varios casos se investiga su sustitución por materiales más económicos.

El germanio se utiliza para producir fibra óptica, componentes electrónicos de radares y de amplificadores de guitarras eléctricas, aleaciones silicio-germanio (SiGe) para circuitos integrados de alta velocidad, espectroscopios, sistemas de visión nocturna, lentes con alto índice de refracción, y en aleaciones con aluminio, magnesio y estaño, para endurecer cada uno de ellos.

Sus propiedades son las siguientes:

  • Número atómico: 32
  • Peso atómico: 72.63 g/mol
  • Electronegatividad: 2.01
  • Densidad 5323 Kg/m3
  • Punto de fusión 938°C
  • Punto de ebullición 2820°C
Metaloide germanio.

Arsénico

El arsénico es un metaloide con propiedades en las que predomina el carácter no metálico. Tanto el arsénico elemental como sus compuestos son tóxicos, en parte porque este elemento imita casi exactamente el comportamiento químico del fósforo sin ser capaz de funcionar como este en los tejidos vivos, dejando resultados letales.

La larga exposición a niveles elevados de arsénico inorgánico puede ser de diversas formas, como el consumo de agua contaminada o la ingesta de comida preparada con esta. También los cultivos alimentarios regados con esta agua pueden provocar una intoxicación crónica. Las consecuencias más características son la aparición de lesiones cutáneas y cáncer de piel.

Este elemento se utiliza para la fabricación de insecticidas y fungicidas agrícolas. Además, es un ingrediente de los componentes semiconductores y participa en la creación de láseres.

Sus propiedades son las siguientes:

  • Número atómico: 33
  • Peso atómico: 74.92 g/mol
  • Electronegatividad: 2.0
  • Densidad 5727 Kg/m3
  • Punto de fusión 614°C
  • Punto de ebullición 817°C

Antimonio

El antimonio es un metaloide con propiedades de carácter predominantemente metálico. El elemento es quebradizo y escamoso, con brillo metálico. Se utiliza para aumentar la dureza del plomo de acumuladores de automóvil y en forros de cables. Ciertos compuestos de antimonio se utilizan en pigmentos para pinturas, en esmaltes cerámicos y en agentes a prueba de fuego.

Sus propiedades son las siguientes:

  • Número atómico: 51
  • Peso atómico: 121.76 g/mol
  • Electronegatividad: 2.05
  • Densidad 6697 Kg/m3
  • Punto de fusión 631°C
  • Punto de ebullición 1587°C

Telurio

El telurio es un metaloide que tiene apariencia metálica, pero propiedades de carácter no metálico, sobre todo. Se emplea en semiconductores y para endurecer las placas de plomo de los acumuladores de automóvil y el hierro colado. Está presente en la naturaleza en varios compuestos químicos, pero su abundancia no es tanta.

Se utilizó en un principio como aditivo del acero para aumentar su ductilidad, como abrillantador en electroplateados, como aditivo en catalizadores para la desintegración del petróleo y como colorante para vidrios.

Sus propiedades son las siguientes:

  • Número atómico: 52
  • Peso atómico: 127.60 g/mol
  • Electronegatividad: 2.1
  • Densidad 6240 Kg/m3
  • Punto de fusión 450°C
  • Punto de ebullición 988°C

Ástato

El ástato es el último elemento del grupo VIIA, conformado por los halógenos. Es catalogado como un metaloide, y es un elemento radiactivo. Es, después del francio, el elemento más raro de la naturaleza; existen 25 gramos o menos de él en el mismo momento, antes de desintegrarse. Es por esto mismo que algunas de sus propiedades no pueden ser medidas con detenimiento.

Sus propiedades medibles son las siguientes:

  • Número atómico: 85
  • Peso atómico: 210 g/mol
  • Electronegatividad: 2.0
  • Punto de fusión 302°C

Te puede interesar:

Citado APA: (A. . Ejemplos de metaloides. Revista Enciclopedia 10ejemplos.com. Obtenido 12, 2019, de https://10ejemplos.com/ejemplos-de-metaloides/ )

Se el primero en dejar un comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.