Tipos de versos

Un verso es una de las unidades mínimas en las que se puede dividir un poema. Por lo tanto, son una forma de estructurar las palabras o de expresar algo. La característica principal del verso es que tienen una estructura específica, la cual produce que exista una correspondencia sonora entre las palabras. Esto quiere decir que los versos se basan generalmente en la rima o, por lo menos, en una estructura que determina un ritmo o una secuencia de las palabras. De hecho, el verso es una de las expresiones de la lengua más antigua, sobre todo de las lenguas romances.

Los versos se pueden dividir de distintas maneras. Sin embargo, lo más común es clasificarlos a partir de sus características estructurales y la forma de organización de sus palabras.

Los tipos de versos son:

1. Verso rimado: como su nombre lo dice, este tipo de verso se caracteriza porque expresa una rima entre la última palabra de una línea y la última de la línea siguiente. En este sentido, la rima puede darse de distintas maneras, teniendo un ritmo diferente según la forma como se desee expresar una idea.

2. Verso suelto: es el tipo de verso que no tiene rima, pero que se alterna con el verso rimado. Es por lo tanto un tipo de verso que está presente en toda composición que use el verso.

3. Verso blanco: es aquel tipo de verso que no tiene rima pero sí medida. A diferencia del verso suelto, el blanco está presente en versos que no tienen rima en ningún momento.

4. Verso libre: como lo dice su nombre, es el tipo de verso que no tiene ni rima ni medida, por lo que puede construirse sin ningún tipo de constricción. Este es un tipo de verso muy utilizado en la actualidad.

5. Versos de arte mayor y menor: este tipo de versos se definen por su estructura, medida o cadencia. Por lo tanto, los de arte mayor se componen de nueve o más sílabas, mientras que los de arte menor de dos a ocho sílabas.