Tipos de folletos

Un folleto es un documento o impresión gráfica que se caracteriza por tener pocas hojas y por transmitir información de manera clara y precisa, además de que suelen utilizar muchas imágenes. De esta manera, los folletos son un medio de comunicación que deben de cumplir con un diseño que atraiga la atención del lector. Por sus características o funciones, los folletos son muy utilizados en campañas publicitarias, ventas de todo tipo, agencias de viajes, escuelas, e incluso empresas o prestadores de servicios. En todo caso, un folleto nunca debe ser grande o contener mucha información, ya que de lo contrario su función se pierde.

La mayoría de las veces, los folletos se clasifican por su extensión o por la cantidad de hojas o páginas que contienen. Esto determina en gran medida cómo se presenta la información y el espacio que se tiene para la misma.

Díptico: este tipo de folleto se estructura según una división doble de una hoja de cualquier tamaño, la cual se dobla por la mitad. Por lo tanto, se trata de un pequeño cuadernillo donde se presenta la información que se quiere dar. Son muy utilizados en el mundo empresarial o de negocios para dar información sobre alguna actividad en específico.

Tríptico: como su nombre lo indica, este tipo de folletos tienen tres secciones que se crean a partir de la división de una hoja de cualquier tamaño en tres bloques del mismo tamaño. Al igual que el caso anterior, los bloques se definen por los dobleces. Generalmente, los trípticos tienen una forma muy particular de presentar la información, ya que se basa en una presentación cronológica o consecutiva del mensaje. Esto quiere decir que al ir abriendo el tríptico se va obteniendo mayor información que guarda una relación con lo que anteriormente se dijo.

Panfleto: aunque no se suele considerar como un folleto, en el sentido estricto de la palabra, lo cierto es que sí guarda muchas similitudes con estos últimos, por lo que algunos los consideran como tales. Se trata de una publicación que condensa información precisa y que puede tener diferentes formatos y tamaños. Originalmente se producían en octavillas, aunque ahora eso ha dejado de ser la regla. La mayoría de las veces se utilizaba para transmitir ideas políticas debido sobre todo al gran impacto que su formato producía en el lector.

Encartes: este tipo de folletos suelen tener más contenido y hojas, por lo que son muy parecidos a una revistilla. Esto provoca que el lector le dedique más tiempo a su consulta, por lo que se puede poner mucha más información. Suelen ser de pequeño tamaño y se utilizan mucho en comercios o tiendas para promocionar sus productos.

Propaganda o volantes: este tipo de folleto es uno de los más populares. Se trata de pequeñas hojas impresas por una sola cara y que hablan sobre algún producto o servicio. Se les conoce así porque su difusión es muy sencilla y porque se entregan de mano en mano en lugares muy concurridos. Debido a sus características, deben ser concisos y precisos, tratando de ocupar de la mejor manera posible el pequeño espacio que tienen.