Tipos de colesterol

El colesterol es, a grandes rasgos, un lípido que se encuentra en los tejidos y en el plasma sanguíneo de todos los vertebrados, principalmente en el hígado, el páncreas, el cerebro y la médula espinal. La función principal del colesterol es regular la entrada y salida de sustancias a la célula. Sin embargo, pese a su importante función, lo cierto es que su consumo o presencia en grandes cantidades puede ser perjudicial para la salud. Principalmente porque puede provocar malos funcionamientos fisiológicos y causar, entre otras cosas, problemas graves de salud como infartos, obstrucción de arterias, presión arterial alta y diabetes. Es por ello que una de las mejores recomendaciones es mantener una dieta balanceada y buena, gracias a que el colesterol se encuentra principalmente en las grasas de origen animal.

Sin embargo, en algunas ocasiones se habla de un colesterol bueno. Este tipo de colesterol, gracias a su estructura química, aporta ciertas ventajas a quien lo consume. Principalmente ayuda a tener un buen funcionamiento celular y a realizar funciones básicas del organismo de mejor manera. A pesar de ello, lo mejor es no abusar de ningún tipo de colesterol ya que, como lo dijimos anteriormente, eso nos puede traer problemas de salud. Por su parte, la clasificación de los distintos tipos de colesterol que existen se hace a partir de su composición química.

Tipos de colesterol

Tipos de colesterol, LDL

Tipos de colesterol:

Colesterol DHL: este tipo de colesterol, que por sus siglas en ingles significa high density lopiproteins, está asociado a lipoproteínas de densidad baja. Este colesterol es el que popularmente se le conoce como colesterol “bueno”, ya que el hígado puede desecharlo fácilmente de forma natural. En este caso, el colesterol es removido de la sangre gracias a las lipoproteínas. El colesterol “bueno” se encuentra sobre todo en productos de origen vegetal, aunque también en algunos animales. Por ejemplo, la fibra, las verduras y algunas frutas, así como la carne de pescados como el salmón, contienen colesterol de este tipo.

Colesterol LDL: este colesterol se conoce, por sus siglas en inglés, como low density lopiproteins. Por lo tanto, este tipo de colesterol tiene características opuestas al anteriormente mencionado. De esta manera, dicho colesterol no se elimina de la sangre. Por el contrario se puede acumular ahí, formando peligrosas capas de grasa que pueden provocar, entre otras cosas, infartos y obstrucción de arterias. A este tipo de colesterol es al que comúnmente se le conoce como colesterol “malo” y es el que se encuentra en diversos productos de origen animal, especialmente grasas. Este tipo de colesterol lo contienen alimentos como los quesos, los embutidos en general y la carne de res y de cerdo, principalmente.

Escribe un comentario en Tipos de colesterol