Tipos de bosques

Los bosques, que también se les llama floresta, son un tipo de ecosistema único que se caracteriza por la presencia predominante de árboles de mediano y gran tamaño. Por lo tanto, los bosques son un elemento importantísimo para la vida en la Tierra ya que, entre otras cosas, son el lugar donde habitan o viven diversas especies animales, modulan ciclos hidrológicos, conservan el suelo y, sobre todo, generan grandes cantidades de oxígeno que como bien sabemos es el elemento que no debe faltar para que los seres vivos podamos estar sobre la Tierra. Los bosques cubren gran parte de la superficie terrestre, aunque las actividades humanas u otros factores naturales han provocado su extinción en algunos sitios.
No obstante, los bosques tienen distintas características, aunque todos ellos presentan grandes cantidades de especies vegetales. De hecho, los bosques son una fuente importante de materia prima vegetal, especialmente maderas. En cuanto a su clasificación, los bosques se pueden dividir según sus características estructurales, el tipo de especies vegetales con las que cuentan o la relación o utilización que mantienen con el ser humano u otras especies de seres vivos. Es por ello que no se puede hablar de una clasificación única sino de diferentes tipos que varían gracias a la perspectiva que se utiliza para su definición.

Tipos de bosques:

Bosques de hoja ancha: este tipo de bosques se caracterizan por estar constituidos principalmente de especies vegetales de gran tamaño y diversidad, las cuales también se les conoce como angiospermas. El mejor ejemplo de este tipo de bosques, tal y como lo indica su nombre, es la selva. Por lo tanto, este tipo de bosques se localizan en zonas como la Amazonia (en Sudamérica), en la Asia tropical o en regiones de los Estados Unidos y Canadá, así como de Europa central y del este.

Bosques de coníferas: son un tipo de bosque dominado por los gimnoespermas, es decir especies vegetales de menor tamaño que producen principalmente semillas de todo tipo. Por lo tanto, en estos bosques no existe tal cantidad de diversidad como en los de hoja ancha. Sin embargo, son también ecosistemas complejos de gran importancia. Este tipo de bosques los podemos encontrar fácilmente en ciertas zonas de México y Sudamérica (Chile y Argentina, principalmente), así como en las zonas bajas de Europa.

Bosques mixtos: como su nombre lo dice, este tipo de bosques combinan características de los bosque

Tipos de bosques

Tipos de bosques, coníferas

s anteriormente mencionados. De esta manera contienen especies de gran tamaño (angiospermas) y árboles o especies vegetales menores (gimnoespermas). Son bosques muy ricos en especies, por lo que su importancia es aún mayor. Este tipo de bosques se pueden encontrar sobre todo en las regiones medias y norteñas de los Estados Unidos, en el sur de Canadá, en Sudamérica, en el centro de Europa y Asia.

Bosque perennifolio: este tipo de bosques tienen la característica principal de que sus especies vegetales siempre están verdes, por lo que sus hojas no caducan dependiendo de la estación o su ciclo de vida. Es así que estos bosques mantienen las mismas características durante todo el tiempo. Algunos de los mejores ejemplos al respecto son los bosques de México, principalmente los del centro, de Chile y Argentina, de algunas zonas de España, el Reino Unido, Francia y Alemania y de ciertas regiones de Asia como China, Corea y Japón.

Bosques caducifolios: evidentemente, este tipo de bosques tienen características opuestas a los anteriormente mencionados. Esto quiere decir que en ellos sus árboles presentan una caducidad en sus hojas, siendo estás desechadas. Por lo tanto, el bosque no presenta las mismas características todo el tiempo, por lo que no está verde permanentemente. En estos bosques es posible entonces ver cómo las hojas de los árboles cambian de color dependiendo de la estación o el ciclo de vida de la planta. Estos bosques se localizan sobre todo en regiones con significativos cambios de temperatura durante las diferentes estaciones. Tal es el caso de ciertas regiones del norte de Estados Unidos y Canadá, en norte de Europa y de Asia, así como ciertas zonas de Sudamérica y de África, especialmente Sudáfrica.

Bosques primarios: este tipo de bosques son aquellos que no han sido alterados, en ninguna de sus características, por el la acción del ser humano. Por lo tanto, este tipo de bosques mantienen intacto el ecosistema al cual forman parte. Generalmente se trata de zonas protegidas.

Bosques antropogénicos: son el tipo de bosque donde se ha dado una actividad humano que, en cierto sentido, los ha transformado. Se trata entonces de bosques donde se extraen algún tipo de productos o servicios, como pueden ser las maderas o que se utilizan para actividades recreativas. En estos casos los bosques suelen sufrir una transformación que puede ser ligera o severa, dependiendo de la acción del hombre. El mejor ejemplo al respecto son la gran cantidad de parques y zonas protegidas por el estado o instituciones. Este tipo de bosques funcionan principalmente como lugares de recreación y paseo.

Escribe un comentario en Tipos de bosques