Ejemplos de un Texto Didáctico

Los textos didácticos son todos aquellos escritos cuya finalidad es la de enseñar algo, es decir, son textos que están enfocados hacia la enseñanza como herramientas didácticas. Son textos cuyos contenidos exponen diversos conocimientos para su aprendizaje por parte del lector. Se podría decir que es un género literario, el “género didáctico”, cuya finalidad es la divulgación de ideas e informaciones, entrando dentro de este género didáctico, varios otros textos pertenecientes a géneros literarios, como son los ensayos, tratados, diálogos, de índoles filosóficas, matemáticas, religiosas, morales, históricas, médicas, etc.

En sí, cualquier texto con el cual se cumpla la finalidad de enseñar o mostrar algo para su aprendizaje, es un texto didáctico, sin embargo consideramos comúnmente como texto didáctico, a aquellos que explican de forma clara y concisa algo, para la impartición de conocimiento, señalando como tal, a aquellos que usamos ampliamente como material didáctico en el aprendizaje (escolar o extra escolar), tanto en niveles básicos como podrían ser preprimaria, primaria, secundaria, así como en niveles medios y superiores. Refiriéndonos con frecuencia a aquellos que usamos para aprender la lengua, los que nos sirven para el aprendizaje de las matemáticas, los textos de carácter científico, los de ciencias naturales, de enseñanza legal, entre otros, y que se hallan explicados en forma clara para su comprensión y aprendizaje, (independientemente de que el texto en cuestión pertenezca a un ensayo, reportaje científico, manual, etc.).

Estos suelen utilizar ciertas metodologías y sistemas para su mejor comprensión y aprendizaje, variando dichos sistemas, dependiendo tanto del tema, como del nivel para el cual están destinados, puesto que no se puede aplicar la misma metodología para la explicación de un tema relativamente sencillo para un alumno de primaria, que aquella utilizada en la enseñanza de materias complejas como las estudiadas en niveles universitarios u otros.

Ejemplo de texto didáctico de enseñanza lengua:

Significado de los tiempos simples del subjetivo

Cuando anteriormente hablamos de los “modos”, dijimos que el modo subjuntivo no expresa como reales y concretas las acciones a las que se refiere, sino que se trata de una esperanza, de un deseo, de una posibilidad o probabilidad; a esto se debe que los tiempos de este modo sean todos relativos.

  • Presente: ame, tema, parta.

Este presente de subjuntivo es tanto presente como futuro. Por ejemplo si decimos: no hay razón para que temas nada de su parte, el hecho de “temer”, se refiere a algo presente. Pero si expresamos en cambio: ¡ojalá lleguen pronto las vacaciones!, en este caso hablamos de un hecho venidero que deseamos que llegue en algún momento.

Pretérito: amase o amara, temiese o temiera, partiese o partiera.

Las dos formas de este tiempo, amase o amara, no siempre son equivalentes. La segunda forma puede emplearse con el mismo sentido del pospretérito: nadie lo creyera es equivalente a nadie lo creería; pero no puede decirse nadie lo creyese.

La acción expresada por este pretérito, a pesar de su nombre, y debido a la irracionalidad característica del subjuntivo, puede ser presente, pasada o futura: te supliqué que lo hicieras, lo mismo puede significar que lo hicieses ayer, que lo hicieses hoy o que lo hicieses mañana. Es claro que el sentido no se halla completo y sólo puede precisarse con complementos, como si decimos que lo hicieses antes del lunes próximo, que lo hicieses inmediatamente, que lo hicieses ayer mismo, etc.

(Transcripción del Libro la fuerza de las palabras. Pág. 126/127.).

Ejemplo de texto didáctico de enseñanza histórica:

Egipto es un país que nos presenta una configuración geográfica particular, que influyó mucho en su desarrollo cultural, económico e histórico. En sí, el antiguo Egipto estaba conformado por una relativamente estrecha franja de territorio que lindaba los márgenes del río Nilo, afluentes y demás fuentes de agua, es un larguísimo valle muy fértil, que se encuentra entre desiertos, muy áridos e inhóspitos para la vida humana. Esta particular conformación del país, dio matices e influencias indelebles, que condicionaron la historia de su pueblo.

Rodeado por grandes extensiones desérticas, Egipto no tuvo muchos contactos e intensas relaciones con el mundo externo, siendo una cultura que durante milenios se mantuvo ensimismada o encerrada dentro de un cierto ostracismo, en particular durante los períodos arcaicos y antiguo, (antes de las invasiones de otros pueblos, así como de las incursiones egipcias a tierras extranjeras), siendo que la única vía al exterior era el mar, por el norte de Egipto, como comunicación con otras culturas, por lo que en general, la cultura egipcia se desarrolló de forma autónoma, teniendo sus propias costumbres, artes, usos y costumbres, claramente diferenciadas de otras culturas geográficamente aledañas a ella…

Citar en formato APA: ( A. 2016, 06. Ejemplos de un Texto Didáctico. 10ejemplos.com. Obtenido , de http://10ejemplos.com/ejemplos-de-un-texto-didactico.)

Escribe un comentario en Ejemplos de un Texto Didáctico