Ejemplos de redundancia

Cuando se habla de redundancia se está haciendo referencia de una repetición innecesaria de idea o información que no aportan nada a la idea que se está tratando de transmitir en un fragmento de comunicación ya sea oral o escrita. Las redundancias ocurren con mayor frecuencia en la comunicación oral, aunque también se puede ver frecuentemente en la comunicación escrita.

Así, la redundancia es un error por parte del emisor, debido a que coloca palabras o información repetitiva y absolutamente innecesaria. En algunas ocasiones las personas caen en redundancias cuando intentan “adornar” sus frases o ideas. A continuación se presentan algunos ejemplos de redundancia.

25 ejemplos de oraciones con redundancia

  1. ¡Cállate la boca!

Cuando se dice cállate, se entiende que se está hablando de la boca, por lo que no es necesario aclararlo.

  1. Lo vi con mis propios ojos.

No existe ningún otro órgano o parte del cuerpo con el que las personas puedan ver, por lo que aclarar que algo se vio con los ojos es repetitivo e innecesario, es decir, se trata de una redundancia.

  1. Quería ir a la fiesta de Luis, mas sin embargo no tuve tiempo.

“Mas” y “sin embargo” son sinónimos, por lo que colocarlos juntos en una oración resulta incorrecto. Se está dando información repetida e innecesaria.

  1. Todo ocurrió en un lapso de tiempo muy corto.

“Lapso” es una palabra que necesariamente hace referencia al tiempo, por lo que decir que se trata de un lapso de tiempo es repetir información.

  1. Llegué a su casa y ella salió para afuera a recibirme.

La palabra salir implica que se dio un desplazamiento hacia afuera, por lo que especificar que alguien “salió para afuera” es dar información innecesaria y repetitiva. Se trata de un error del lenguaje.

  1. Mi mamá trapeó toda la casa con el trapeador.

La herramienta que se utiliza para trapear es el trapeador, por lo que mencionar ambas cosas en una oración es dar información repetitiva e innecesaria.

  1. Mario obtuvo un regalo gratis en el concurso.

Cuando se hace referencia a que algo recibido fue un regalo, se entiende que éste fue gratis, por lo que expresarlo de esta manera resulta errado.

  1. Necesitas repetir otra vez toda la información.

Repetir significa volver a hacer lo que ya se había hecho, por lo que decir “repetir” y posteriormente “otra vez”, resulta innecesario.

  1. Quiero que todos aplaudan con las manos.

Las personas únicamente pueden aplaudir utilizando sus manos, por lo que expresarlo de la manera en que se mencionó anteriormente es errado.

  1. Baja para abajo para que te pueda enseñar lo que tengo aquí.

Cuando se dice “bajar”, se sobreentiende que es necesario hacerlo hacia abajo ya que el “bajar” implica ir hacia abajo. No es necesario decir ambas cosas.

  1. Quiero una silla para sentarme.

La silla es un mueble que únicamente sirve para sentarse, por lo que es innecesario mencionar que para eso se necesita la silla.

  1. Voy a masticar toda mi comida con los dientes.

Los dientes son los que se encargan de masticar los alimentos, por lo que sólo es necesario mencionar el verbo “masticar” para que se entienda que es con los dientes.

  1. Siento muchos sentimientos encontrados.

Los sentimientos es lo que una persona puede “sentir”, por lo que es innecesario mencionar ambas palabras en una misma oración.

  1. Tengo tanta hambre que llegando voy a comer mucha comida.

Lo único con lo que una persona se puede alimentar es con comida, por lo que es innecesario mencionar ambas cosas. Lo correcto hubiese sido decir Tengo tanta hambre que llegando voy a comer mucho.

  1. El pasado viernes 1 de julio.

No es necesario mencionar “el pasado”, basta con decir el viernes 1 de julio, puesto que ya se sabe que esta fecha ya pasó.

  1. Mi papá entró para adentro muy rápidamente.

Utilizar el verbo entrar y la palabra adentro resulta innecesario, ya que el entrar ya implica ir hacia adentro.

  1. Te voy a besar mucho con mis labios.

Según la Real Academia de la Lengua Española (RAE), besar significa tocar u oprimir con un movimiento de labios a alguien o algo como expresión de amor. Por lo anterior, decir que se va a besar a alguien con los labios, resulta innecesario, se trata de un error de expresión.

  1. Escuché todo con mis oídos.

Los oídos son los órganos que tienen como función captar el sonido, es decir escuchar. Por esta razón, mencionar que se escuchó algo con los oídos, resulta innecesario y repetitivo.

  1. Martín necesita una regla para medir la distancia exacta.

Una regla es una herramienta que sirve precisamente para medir, por lo que expresarlo de la manera en que se hizo anteriormente, resulta innecesario, erróneo.

  1. Ayer madrugué muy de madrugada.

Lo anterior incluso suena desagradable. Mencionar que alguien madrugó, ya hace referencia explícita a que lo hizo de madrugada. Por esta razón, esta expresión es una redundancia, puesto que da información innecesaria y repetitiva al receptor.

  1. De camino a mi casa, Pedro se encontró con una jauría de perros.

Según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española (RAE), una jauría es un conjunto de perros, por lo que decir que se encontró con una jauría y posteriormente añadir que ésta es de perros, resulta innecesario.

  1. Por favor, que ese automóvil se orille a la orilla.

Al utilizar el verbo “orillar” se está dando indicación de dirección, por lo que se sobreentiende que debe dirigirse hacia la orilla.

  1. Esta quinceañera tiene quince años.

La palabra quinceañera indica que la persona a la que se hace referencia tiene quince años, por lo que no es necesario especificarlo.

  1. Necesito realizar un breve resumen.

Resumir se refiere a reducir a términos breves y precisos, por lo que mencionar que se realizará un “breve resumen”, es innecesario.

  1. Voy a saborear con la lengua este rico manjar.

La lengua es la parte del cuerpo que permite a los seres vivos saborear los alimentos, por lo que indicar que se va a saborear algo utilizando la lengua resulta innecesario y repetitivo, es decir, se trata de un error.

Escribe un comentario en Ejemplos de redundancia