Ejemplos de Escritos Políticos

Entre los diversos tipos de escritos que existen, tenemos a aquellos a los que denominamos como escritos políticos, que son todos aquellos textos que incumben al ámbito político, tales como tratados, libros, discursos y comentarios sobre de política entre otros.

Estos pueden pertenecer a distintos géneros literarios, como la novela política, tratados políticos destinados a la educación del tema, u otros textos que hablen sobre del tema, como columnas políticas en diarios, proclamas, reflexiones políticas, así como diversos escritos sobre política realizados por eminentes filósofos, políticos, politólogos y sociólogos, en general se engloban dentro de esta subcategoría de la literatura, todos aquellos escritos y redacciones que tratan sobre de algún tema de política y problemáticas sociopolíticas.

Los escritos políticos pueden ser realizados por personas que se hallen envueltas dentro del ámbito político o por personas ajenas al ámbito propiamente, ya se trate de personas como “políticos de carrera”, filósofos, religiosos, sociólogos, periodistas, docentes, e incluso cualquier persona que exprese su opinión sobre de algún determinado tema o ámbito político, realice estudios o análisis políticos, electorales, o socio-políticos, haga comentarios sobre algún asunto o tema político de relevancia, pudiendo ser en medios escritos de comunicación como libros, revistas, gacetas, periódicos, páginas web y blogs, o incluso mediante misivas privadas (muchas obras políticas destacadas de personajes como Voltaire y otros personajes históricos relevantes, se dio por este medio privado cuya correspondencia filosófico-política ha trascendido hasta la actualidad), es decir, textos tales como las proclamas, discursos, y propuestas políticas escritas por parte de personas imbuidas en el tema o por parte de particulares que toman parte en la temática, etc. es decir, hablamos de cualquier documento escrito referente a la política.

Ejemplo de escrito político:

Ejemplo de escrito político Una opinión política o Comentario político:

(Las opiniones vertidas en este artículo son únicamente responsabilidad de su aoutor, no reflejan posturas u opiniones de la página.).

Sobre la degradación de la política nacional actual.

En los últimos decenios la política ha decaído mucho, tanto en cuanto a la “calidad” de la misma, como en cuanto a al interés que en ella prestan los ciudadanos. Esto lo podemos observar simplemente al percatarnos del poco interés que prestan los ciudadanos a los programas de partidos políticos que se observan en medios tales como la radio o la televisión, que no son ni vistos ni escuchados por el amplio público, siendo ignorados por la mayoría de la población.

Así mismo la calidad del contenido político expresado por quienes detentan dicha denominación de manera pública (ser políticos), es decir, la práctica política desempeñada por nuestros políticos actuales, no es más que una mezcolanza de insultos, ocurrencias, agresiones, insolencias e intrascendencias que habitualmente expresan nuestros políticos, quiénes al parecer aprenden en las facultades de ciencias políticas de nuestras universidades, únicamente a andar de merolicos, dando espectáculos escandalosos, lamentables e intrascendentes, degradando a la otrora clase política de renombre nacional.

Actualmente podemos observar en cualquier debate político, una serie de descalificaciones, vejaciones, difamaciones y calumnias pertenecientes a un espectáculo más parecido a un espectáculo circense o de carpa de barrio, en el que los políticos actúan de payasos sociales, y en donde el que grite o insulte más fuerte y tupido, se convierte en el “virtual ganador” del supuesto debate, debates en donde no se tratan cuestiones trascendentes sobre las políticas de población a seguir para mejoramiento del bien común de la nación, sino que únicamente se centran en exponer que tan mal gobernante será el oponente, y exigir prácticamente que el electorado vote por el merolico más escandaloso y decadente en turno, mediante bombardeos de spots propagandísticos en todos los medios de comunicación.
(Por Diabul).

Ejemplo de escrito (Discurso político):

“¡Ciudadanos diputados y senadores del Congreso de la Unión!

La Providencia nos concede, por un favor señalado, que comencéis a desempeñar vuestras augustas funciones, cuando la paz extiende sus beneficios por toda la República, cuando los partidos y las facciones que la mantuvieron en prolongada agonía, han perdido el funesto poder de convertir en principios los extravíos de la razón en acciones heroicas los crímenes más espantosos.
Encadenado ya el monstruo de la anarquía, los talentos y las virtudes republicanas cesaron de ser títulos de proscripción; y aquel estado de inestabilidad que no presentaba garantías sólidas de ninguna especie, ni a la sociedad, ni a sus individuos, se disipa finalmente, dejando en todos los corazones sensibles a los impulsos del amor a la Patria, una aversión profunda a las exageraciones, a las extravagancias de una época de desorden y escarmiento.
Los directores de los negocios se entregaron imprudentemente a ilusiones de perfectibilidad, y desconociendo el prestigio de hábitos antiguos, la prevención de los espíritus, la debilidad y complicación de nuestra máquina social, le imprimieron un movimiento irregular que debió conducirla a su última ruina.
La política, esa ciencia sublime, cuyo objeto es dirigir los intereses particulares al bien general, sirvió solamente para contrariar los intereses de todos, para erigir a la opresión en sistema de gobierno.”…
(Fragmento de discurso político realizado por el General Santa Anna al congreso nacional en enero de 1835).

Ejemplo de escrito político:

Del Estado y del ciudadano

“Cuando se estudia la naturaleza particular de las diversas clases de gobiernos, la primera cuestión que ocurre es saber qué se entiende por Estado. En el lenguaje común esta palabra es muy equívoca, y el acto que, según unos, emana del Estado, otros le consideran como el acto de una minoría oligárquica o de un tirano. Sin embargo, el político y el legislador no tienen en cuenta otra cosa que el Estado en todos sus trabajos; y el gobierno no es más que cierta organización impuesta a todos los miembros del Estado. Pero siendo el Estado, así como cualquier otro sistema completo y formado de muchas partes,

un agregado de elementos, es absolutamente imprescindible indagar, ante todo, qué es el ciudadano, puesto que los ciudadanos en más o menos número son los elementos mismos del Estado. Y así sepamos en primer lugar a quién puede darse el nombre de ciudadano y qué es lo que quiere decir, cuestión controvertida muchas veces y sobre la que las opiniones no son unánimes, teniéndose por ciudadano en la democracia uno que muchas veces no lo es en un Estado oligárquico. Descartaremos de la discusión a aquellos ciudadanos que lo son sólo en virtud de un título accidental, como los que se declaran tales por medio de un decreto. No depende sólo del domicilio el ser ciudadano, porque aquél lo mismo pertenece a los extranjeros domiciliados y a los esclavos. Tampoco es uno ciudadano por el simple derecho de presentarse ante los tribunales como demandante o como demandado, porque este derecho puede ser conferido por un mero tratado de comercio. El domicilio y el derecho de entablar una acción jurídica pueden, por tanto, tenerlos las personas que no son ciudadanos. A lo más, lo que se hace en algunos Estados es limitar el goce de este derecho respecto de los domiciliados, obligándolos a prestar caución, poniendo así una restricción al derecho que se les concede. Los jóvenes que no han llegado aún a la edad de la inscripción cívica, y los ancianos que han sido ya borrados de ella se encuentran en una posición casi análoga: unos y otros son, ciertamente, ciudadanos, pero no se les puede dar este título en absoluto, debiendo añadirse, respecto de los primeros, que son ciudadanos incompletos, y respecto de los segundos, que son ciudadanos jubilados. Empléese, si se quiere, cualquier otra expresión; las palabras importan poco, puesto que se concibe sin dificultad cuál es mi pensamiento. Lo que trato de encontrar es la idea absoluta del ciudadano, exenta de todas las imperfecciones que acabamos de señalar. Respecto a los ciudadanos declarados infames y a los desterrados, ocurren las mismas dificultades y procede la misma solución”… (Fragmento del libro La política de Aristóteles).

Lista de ejemplos de escritos políticos:

  • ¿Qué es el tercer estado? De Emmanuel Joseph Sieyès
  • Archipiélago Gulag de Aleksandr Solzhenitsyn
  • Consideraciones sobre el gobierno representativo John Stuart Mill
  • De la democracia en América de Alexis de Tocqueville
  • Discursos sobre la Primera década de Tito Livio de Nicolás Maquiavelo
  • El arte de la prudencia de Baltazar Gracián
  • El capital de Karl Marx
  • El contrato social de Juan Jacobo Rousseau
  • El espíritu de las leyes de Charles Louis de Secondat, Barón de Montesquieu
  • El libro negro del Comunismo
  • El Libro Verde Muamar al Gadafi
  • El Lobby Israeli John Mearsherimer y Stephen Walt
  • El político don Fernando el Católico de Baltazar Gracián
  • El príncipe de Nicolás Maquiavelo
  • La republica (diálogos de Platón)
  • Leviatán de Thomas Hobbes
  • Los orígenes del totalitarismo de Hannah Arendt
  • Manifiesto comunista de Federico Engels y Karl Marx
  • Mi lucha de Adolf Hitler
  • Política de Aristóteles
  • Sobre la libertad de John Stuart Mill
  • Sobre la paz perpetua de Inmmanuel Kant
  • Tratado Para Radicales de Saul Alinsky
  • Tratado político de Baruc Espinoza
  • Tratado teológico-político de Baruch Espinoza
  • Tratados sobre el gobierno civil de John Locke
  • Utopía de tomas moro

Citar en formato APA: ( A. 2017, 05. Ejemplos de Escritos Políticos. Revista ARQHYS.com. Obtenido , de http://10ejemplos.com/ejemplos-de-escritos-politicos.)

Escribe un comentario en Ejemplos de Escritos Políticos