Ejemplos de cambios químicos

Los cambios químicos son aquellos que sufre la materia y que alteran su naturaleza, es decir que la transformación se da tanto a nivel macroscópico como a nivel molecular, dejando de ser la substancia que era para dar paso a uno, o más nuevos elementos.

Los cambios químicos por lo general no son reversibles y a veces cuando se producen, liberan energía en lugar de consumirla para realizar el cambio.

Ejemplos de cambios químicos:

La combustión de la madera: la reduce a cenizas de carbón y libera bióxido de carbono, además de otros gases, este proceso es irreversible y mientras se lleva a cabo se libera energía en forma de calor.

La unión de un átomo de oxígeno con dos de hidrógeno: produce agua, este proceso es reversible pues es posible separar los átomos nuevamente para obtener hidrógeno y oxígeno.

La corrosión que se da cuando se deja a la intemperie una estructura de hierro: ésta se oxida al entrar en contacto con el oxígeno del aire obteniéndose óxido de hierro.

La digestión de los alimentos: cuando los seres vivos se alimentan convierten ese alimento en energía esencial para la vida.

La fotosíntesis: proceso mediante el cual las plantas son capaces de convertir la energía del Sol en alimento.

El proceso de fermentación que convierte el jugo de uva en vino: transforma los azucares que contiene éste jugo en alcohol y gas carbónico.

La generación de electricidad: en una batería a partir de la energía electroquímica que se produce entre las substancias que forman la pila.

La elaboración de jabón: mediante la saponificación que es una reacción química entre un ácido graso y un éster.

El proceso de refinación del petróleo: para obtener otras substancias como es la gasolina y el diesel.

La respiración: mediante la cual se dan una serie de cambios químicos entre el aire y la sangre que liberan bióxido de carbono y vapor de agua a partir del oxígeno inspirado.