Cita

En la lengua escrita y en la hablada denominamos como cita, al recurso retórico que consiste en la reproducción (parcial o total), de fragmentos de una expresión realizada por alguien más (puede ser un personaje conocido o una cita anónima). Así mismo también son una cita (cita literaria), aquellas transcripciones hechas de textos de otros, a los que hacemos referencia o a los que acudimos durante un discurso o escrito, citando ya no solo frases, sino ideas a través de textos completos y fragmentos de estos, que aludan aquello de lo que hablemos, ya sea de manera contextual o como una “autoridad” respecto al tema tratado en documentos escrito.

Además de las citas de textos (libros, periódicos, revistas, etc.), existen citas de programas radiales, televisivos, páginas de internet, así como de discursos, etc.

Las citas se pueden hacer colocando una señalización o referencia a un texto que es al que nos referimos (autor, libro, revista, página, capitulo, etc.), o mediante la citación de una parte del texto o el texto completo al que hacemos referencia. Por ejemplo:

Uso del paréntesis libro, “la fuerza de las palabras”, página 570 y 549.

O por medio de la transcripción fie,l o en su caso por medio de la paráfrasis, de aquello a lo que hacemos referencia de un autor o libro.

Las citas que escribimos en un texto si la cita es corta, es decir, posee menos de 45 palabras, esta puede continuar al texto, pero entre comillas (“”) y en letra cursiva, mientras que se la cita es una cita larga (de más de 45 palabras), esta se realiza en un párrafo aparte, entre comillas, con letra cursiva.

Tipos de citas:

Famosas.- aquellas citas o frases célebres que han tomado renombre, pueden ser citadas oralmente o ser escritas, siendo que en caso de ser escritas, van entrecomilladas y suelen ser insertadas en el texto o en su caso, expuestas aparte del texto usando números o un * en la parte del texto al que están relacionadas.
Literarias.- Son todas aquellas que se utilizan en cualquier obra literaria.
Textuales.- Estas se escriben exactamente igual al texto original, deben de escribirse entre comillas.
Textual corta.- Esta suele constar de menos de 45 palabras.
Textual larga.- Esta sobre pasa de las 45 palabras variando en longitud y extensión de la misma.
Bibliográficas.- Estas se encuentran en fichas bibliográficas, así como en las bibliografías de libros.
Destacadas.- Estas por su extensión (suelen ser mayores al resto de las citas), suelen estar colocadas separadas del texto principal, colocando un número o un * en la parte correspondiente del texto al que se relacionan.
Integradas.- Estas son directas, hablamos de citas textuales que se caracterizan por no interrumpir el texto.
De parafraseo.- Estas suelen ser de extensión corta, atribuyéndoles conceptos e ideas a otros investigadores y autores, se distinguen por no hallarse entrecomilladas como las demás, así como por estar articuladas dentro del discurso y contexto de una obra).
De apoyo.- (Estas suelen ser referencias sobre de autores, que nos sirven para apoyar una idea que estemos exponiendo).
De expansión.- (mediante ellas se puede expandir una información sobre de un tema en particular).
Citas de cita.- (son aquellas que citan a una fuente secundaria, es decir, que hacen referencia a una fuente que a su vez se nutre de otra fuente o de la fuente original de la información).

Las citas suelen usarse como referencia, para ampliar una información, para apoyar argumentos, como reconocimiento hacia el autor de un trabajo que citemos, o como en el caso de “citas célebres” que se utilizan a modo de proverbios o pensamientos populares o insignes.

Las citas en textos se escriben entre comillas, así como en una letra menor, ya sea que estas citas se expongan entre el texto o se escriban al margen del texto principal (usando un * o un número para indicar la cita), así como en letra cursiva. En ocasiones se pueden hacer citas únicamente indicando el libro y las páginas a las que se hace referencia, como en el siguiente caso, Mateo 7:7-8:

Que hace referencia a un libro (la biblia), una sección (evangelio de mateo), un versículo, una página, etc. “Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá, Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá” .Mateo 7:7-8.

Ejemplos de citas:

(En este ejemplo la cita se halla integrada al texto)

Cita textual. En las citas textuales se usan de dichos o textos de un autor, transcribiendo la cita con la mayor fidelidad posible, iniciando con letra mayúscula y un entrecomillado, y en caso de ser muy extenso el texto o que este no se colocara integro, se colocan comillas y puntos suspensivos al final de la cita.

Al ir avanzando los tiempos y hacer progresos la ciencia y la tecnología, nos preguntamos: ¿porque nos sentimos insatisfechos si actualmente tenemos casi de todo? Como dijo el sabio científico alemán¿Por qué esta magnífica tecnología científica, que ahorra trabajo y nos hace la vida más fácil, nos aporta tan poca felicidad? La respuesta es esta, simplemente: porque aún no hemos aprendido a usarla con tino”. (*Albert Einstein), Dándonos a entender que si no nos dedicamos aplicar los avances tecnológicos a aquellas cosas que en realidad necesitamos o queremos, de nada nos servirán los avances científicos, por más que estos continúen.

Cita textual. Fue Arquímedes quien inventó la palanca como tal, pues según se dice dijo: “denme un punto de apoyo y moveré el mundo”.

Cita textual. Hija mía, no seas envidiosa respecto a tu prima, recuerda lo que dijo aquel famoso gobernante: “La envidia es una declaración de inferioridad”, (cita de una frase de Napoleón).

Cita textual. Los seres humanos solemos tropezarnos con la misma piedra, siempre hay guerras y disensiones, por lo que históricamente caemos en lo que alguna vez dijo Hitler: “Quizás la más grande y mejor lección de la historia es que nadie aprendió las lecciones de la historia” (frase se Adolf Hitler).

Cita en un texto al pie de página. Estas se pueden hallar en textos como por ejemplo en libros, e donde se realiza la cita mediante un número (1, 2, 3…) o un (*), colocándose la cita al pie de la página:

(Transcripción de un libro)

Estas suelen hallarse debajo del texto de una página o en su caso, en otra página.

Llegó la primavera de 1521, y Padilla, al frente de sus mal equipadas fuerzas, merced a un golpe de fortuna, se apoderó del fuerte castillo de Torrelobatón. Quedó en la inacción en vez de procurar sacar el mejor partido de su triunfo, mientras el condestable, después de derrotar en el norte al conde Salvatierra, marchó al frente de nuevo ejército a unirse a su hijo en Tordesillas. El temor, la sospecha de que sus jefes andaban en tratos con el enemigo, sembró la confusión en las filas de los comuneros. Desertaron muchos soldados, al paso que otros se entregaban sin freno al pillaje. Padilla, convencido de que sería una locura reñir una batalla con sus fuerzas descorazonadas y sin disciplina, retirabase a medida que avanzaba el conde de Haro. Mientras descendía por el valle del Duero para proteger al castillo de Toro, fueron fácilmente rotas y dispersadas y aunque él buscó la muerte batiéndose como un león, tuvo la desgracia de ser cogido vivo. Al día siguiente fue ejecutado, juntamente con su segundo en el mando (*) entusiasta, aunque quizá no del todo desinteresado, campeón de la causa popular, consagró al servicio de esta toda la fuerza de su brazo; pero tanto sus envidias como su incompetencia le hicieron poco idóneo para el mando y se armonizan muy mal con la categoría de héroe a que le han elevado los liberales de nuestros días.

—————————————————————————————————————-

 (*) Con juan padilla fueron ejecutados sus capitanes juan Bravo, de Segovia y francisco Maldonado de salamanca: se les juzgó sumariamente y se les condenó a ser degollados: al ir al cadalso cabalgando en mulas y asentidos los sacerdotes, oyeron decir al pregonero real que se les condenaba por traidores, a lo que dijo airadamente Juan Bravo: «Por traidores no, más celosos del bien público y de la libertad del reino,» Oyéndole juan de padilla le dijo gravemente: «Señor Juan Bravo, ayer fue día de pelear como caballeros, hoy es de morir como cristianos».

Cita integrada. Estas son citas contextuales de extensión corta, por lo que no interrumpen el texto, se entrecomillan para distinguirlas o también se ponen en negrillas para tal fin. Estas forman parte de la sintaxis del texto principal, es decir, no están aparte del texto por lo que no se pierde la continuidad del mismo.

Actualmente tenemos que enfocarnos en realizar nuestras labores al máximo, a manera de quien “reza como si todo dependiera de dios, pero trabaja como si todo dependiera de ti”. (San Agustín), para poder realizar nuestras labores lo más eficazmente posible.

Ejemplo de cita corta. Al estudiar las causas de la locura, hasta inicios del siglo XX muchos médicos consideraban como una causa real, la que menciona Miguel de Cervantes en el Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha: “En resolución, él se enfrascó tanto en su lectura, que se le pasaban las noches leyendo de claro en claro, y los días de turbio en turbio, y así, del poco dormir y del mucho leer, se le secó el cerebro, de manera que vino a perder el juicio.”

Ejemplo de cita larga. Sobre la fecundación in vitro, en “Embriología Clínica” de Keith L. Moore, en la introducción sobre el tema dice:

“…Las técnicas de fecundación in vitro (FIV) de los ovocitos y de la transferencia al útero de los cigotos en fase de segmentación han ofrecido la oportunidad de ser madres a muchas mujeres estériles (p. ej., debido a una obstrucción tubárica). En 1978 nacieron los primeros niños concebidos con este tipo de técnicas. Desde entonces han nacido millones de niños mediante el uso del procedimiento de la FIV…”

Ejemplo de cita referenciada. En estas citas se incluye la referencia a la fuente de información, nombre del autor, título del trabajo, lugar y año de publicación.

HASTA con la mejor administración, una nación siempre se divide en dos partidos totalmente opuestos. Puede ser esta nación tan grande como quiera, tan unida como pueda, pero siempre sucederá.

Es decir:

Primer partido: individuos que roban. Este es el partido más fuerte.

Segundo partido: individuos que son robados. Este es el más grande.

Dejo al lector escoger el partido que más le convenga, pues no es posible escoger un partido neutral o de transición (como se hace en política); ¡según nuestra interpretación no puede existir tal partido! (Honorato de Balzac, El Arte de pagar sus deudas sin gastar un céntimo. Ed. Espuela de Plata, Venezuela 2010) 

Cita con paráfrasis. con citas en las que se menciona la idea de un autor, aunque no se transcriben literalmente sus palabras: San Agustín decía que aunque el hombre no es tomado en consideración para ser creado, no puede ser salvado sin su voluntad.

Cita textual de un poema. Me encanta la poética estrofa de nuestro himno nacional: “¡guerra, guerra sin tregua al que intente de la patria manchar los blasones! ¡Guerra, guerra! los patrios pendones en las olas de sangre empapad. ¡Guerra, guerra! en el monte, en el valle los cañones horrísonos truenen, y los ecos sonoros resuenen con las voces de ¡unión! ¡Libertad!”… Esas palabras me hacen vibrar de emoción al escucharlas.

Ejemplo de cita textual (que no interrumpe la continuidad del texto). En México tanto en la economía, como en la política no tenemos una independencia total, tal como nos recuerda la frase de don Porfirio: “Pobre de México, tan lejos de dios y tan cerca de estados unidos”. Por eso debemos de tener en cuenta esa situación en cualquier tipo de transacción internacional en cuanto a grandes negocios de exportación, ya que si queremos exportar recursos por ejemplo a Europa o a Japón, siempre hay que tomar en cuenta la “opinión” de nuestros vecinos al respecto.

Citar en formato APA: ( A. 2017, 07. Cita. 10ejemplos.com. Obtenido , de http://10ejemplos.com/cita.)

Escribe un comentario en Cita