10 Ejemplos de Verbos Graciosos

Los verbos son una parte de la oración que sirve para expresar lo que el sustantivo (el sujeto) hace.

Existen muchos tipos de verbos, entre los cuales se encuentran los verbos graciosos que son los que indican una acción que realiza el sujeto y que se considera como algo divertido.

Los verbos graciosos no lo son por sí mismos, sino que se consideran como tal debido al contexto que tienen socialmente.

Los verbos graciosos pueden conjugarse en todas las personas y tiempos verbales.

10 ejemplos de verbos graciosos:

  1. Tropezar
  2. Equivocar
  3. Balbucear
  4. Divertir
  5. Payasear
  6. Olvidar
  7. Caer
  8. Tirar
  9. Resbalar
  10. Estornudar

10 ejemplos del uso de verbos graciosos:

los verbos graciosos se remarcan en azul para su mayor comprensión.

  1. Felipe se tropezó muy chistoso con el escalón.
  2. Me equivoqué tantas veces al cantar la canción que todos nos reímos mucho.
  3. Mi bebé comienza a balbucear muy divertido.
  4. El payaso Meneíto payaseaba muy graciosamente en el espectáculo.
  5. Buscaba mis llaves y olvidé que las traía en la mano.
  6. Vi caerse a mi mamá tan gracioso que las dos nos botamos de la risa.
  7. Mi hermana se tiró la leche encima muy graciosamente cuando la estaba sirviendo.
  8. Me resbalé con el piso mojado y casi me caigo, me dio mucha risa.
  9. Catalina estornuda muy gracioso.
  10. Es muy divertido contar chistes.

Escribe un comentario en 10 Ejemplos de Verbos Graciosos