10 Ejemplos de Símil

La palabra símil proviene del vocablo latino simĭlis que se refiere a lo semejante.

Por lo tanto se le dice símil a todo aquello que establece una comparación entre dos o más cosas, objetos, situaciones o personas.

Símil en literatura se refiere a una figura retórica que consiste en la comparación entre una cosa y otra, para dar con ello una idea eficiente de éstas.

Cuando se da una comparación por semejanza se transportan las características particulares de una a otra.

El símil se presenta en obras literarias para dar el mensaje con rasgos estéticos y distintivos, aunque también se utiliza en la vida cotidiana.

10 ejemplos de símil:

  1. Sus ojos brillaban como dos esmeraldas al ver a su amor.
  2. Me besó apasionadamente con esos labios tan rojos cual rubíes.
  3. La calle está obscura como boca de lobo, hay que tener cuidado.
  4. Las intrincadas calles cual laberintos llevaron a los viajeros a su destino.
  5. Mi cabello es símil al de cualquier león de la jungla.
  6. Hace tanto frío símil a un congelador.
  7. Es un atleta muy veloz, símil que un tornado.
  8. Acaricio a su hijo con sus manos tan suaves como terciopelo.
  9. El tráfico estaba intenso símil estacionamiento.
  10. La cantante terminó el concierto alzando su melodiosa voz cual sirena.