10 Ejemplos de Oraciones de la Noche

El dedicar el último pensamiento del día a Dios, es algo muy importante para todas aquellas personas que tienen fe, por lo que las oraciones de la noche son una muy buena manera de poder agradecer por las bendiciones recibidas, así como para pedir por un buen descanso o alguna otra petición.

Las oraciones de la noche por lo general se rezan en el último momento antes de ir a dormir y pueden hacerse ya recostados sobre la cama, en familia antes de despedirse, o arrodillados en la intimidad de la habitación.

10 ejemplos de oraciones de la noche:

1.- Oración a Jesucristo.
Dios mío, Jesucristo, te doy las gracias por todos los beneficios que has dispensado en este día. Te ofrezco mi sueño y todos los momentos de esta noche y te pido me conserves en ella sin pecado. Por esto me pongo dentro de tu santísimo costado y bajo el manto de mi Madre, la Virgen María. Asístanme y guárdenme en paz los santos Ángeles y venga sobre mí tu Bendición. (se medita sobre las faltas cometidas en el día y a continuación se pide perdón por ellas arrepentido de corazón). Señor mío, Jesucristo, Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y redentor mío, por ser tú quien eres, bondad infinita y porque te amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón de haberte ofendido. Ayudado de tu Divina Gracia, propongo firmemente nunca más pecar, confesarme y cumplir la penitencia que me fuere impuesta. (se reza un Padre Nuestro, Ave María, Credo). Ángel de Dios, ángel de Dios, ya que la soberana piedad a ti me encomendó, ilumíname, rígeme, guárdame y gobiérname en esta noche. Amén.

2.- Oración al Padre.
Padre mío, ahora que las voces se silenciaron y los clamores se apagaron, aquí al pie de la cama mi alma se eleva hasta ti, para decirte que creo en ti, espero en ti, te amo con todas mis fuerzas, Gloria a ti Señor. Deposito en tus manos, la fatiga y la lucha, las alegrías y desencantos de este día que quedó atrás. Si los nervios me traicionaron, si los impulsos egoístas me dominaron, si di entrada al rencor o a la tristeza, perdón señor. Ten piedad de mí. Si he sido infiel, si pronuncié palabras vanas, si me dejé llevar por la impaciencia. Si fui espina para alguien, perdón señor. No quiero esta noche entregarme al sueño, sin sentir sobre mi alma la seguridad de tu misericordia, tu dulce misericordia, enteramente gratuita, Señor. Te doy gracias, Padre mío, porque has sido la sombra fresca que me ha cobijado durante todo este día. Te doy gracias porque, invisible, cariñoso, envolvente, me has cuidado a lo largo de estas horas. Señor, a mi alrededor ya todo es silencio y calma. Envía el ángel de la paz a esta casa. Relaja mis nervios sosiega mi espíritu, suelta mis tensiones, inunda mi ser de silencio y serenidad. Vela sobre mí, Padre querido, mientras me entrego confiado al sueño, como un niño que duerme feliz entre tus brazos. En tu nombre Señor, descansaré tranquilo. Amén.

3.- Oración de gracias.
Te doy gracias, Dios mío, por todos los beneficios que hoy me has concedido. Te pido perdón de todas las faltas que he cometido durante este día, me pesa de todo corazón haberte ofendido y me propongo firmemente nunca más pecar, ayudado de tu divina gracia. Amén.

4.- Oración para un buen sueño.
Visita, Señor, esta habitación y ahuyenta de ella todas las asechanzas del enemigo. Estén aquí tus santos Ángeles, que nos guarden en paz, y Tú danos tu Santa Bendición, por los méritos de Cristo Nuestro Señor. Amén.

5.- Oración del final del día.
Tú Señor, que iluminas la noche y haces que después de las tinieblas amanezca nuevamente la luz, haz que, durante la noche que ahora comienza, nos veamos exentos de toda culpa y que al clarear el nuevo día, podamos reunirnos otra vez en tu presencia para darte gracias nuevamente. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, quién contigo vive y reina en unidad con el Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén.

6.- Oración para irse a dormir.
Te adoro Dios mío, te amo con todo el corazón, te agradezco el haberme creado, el haberme hecho cristiano y el haberme conservado en este día. Perdóname el mal que hoy he cometido y si algún beneficio he hecho, acéptalo. Concédeme el reposo y líbrame de peligros. Que tu gracia sea siempre conmigo y con todos mis seres queridos. Amén.

7.- Oración a la Virgen María.
Madre mía ruega e intercede por mí, delante del Señor durante toda esta noche y por todos mis familiares y conocidos, también por tantos pobres que no tienen que comer y dormirán en la calle, por tantos niños y adolescentes solos y abandonados, por tantos jóvenes que estarán en peligro, por todas las personas mayores, por todos los enfermos, agonizantes y moribundos, por todos los sacerdotes, llena su soledad con tu amor. Y si esta noche el Señor nos llamara a su presencia, alcánzanos del Señor su infinita misericordia para que por ella seamos salvados. Vela sobre nosotros y cúbrenos a todos, con tu oración y tu amor maternales a lo largo de toda esta noche. Amén.

8.- Oración de gracias.
Gracias, porque al final del día podemos agradecerte los méritos de tu muerte y el Pan de la Eucaristía. La plenitud de alegría, de haber vivido tu Alianza, la fe, el amor, la esperanza y esta bondad de tu empeño, de convertir nuestro sueño, en una humilde alabanza. Gloria la Padre, gloria al Hijo y gloria al espíritu Santo. Amén.

9.- Oración nocturna.
Vela, oh Señor, con aquellos que están despiertos, o vigilan, o lloran esta noche y manda a tus ángeles y santos a que protejan a los que duermen. Atiende a tus enfermos, oh Señor Jesucristo. Has que tus fatigados descansen, bendice a tus moribundos, suaviza los sufrimientos de los que sufren, apiádate de tus afligidos, defiende a los que gozan y todo por tu amor. Amén.

10.- Oración al anochecer.
Al concluir Señor un día más me confío a ti por entero, mis progresos y mis fallos, mis sentimientos y mis dudas, mis afectos y mi desconsuelo. Dame paciencia Señor, a pesar de las preocupaciones que me asaltan, dame valor para cambiar en mi vida lo que debo cambiar, dame serenidad para aceptar lo que no puedo cambiar. Te doy gracias, Señor, por cuanto hacen los demás para ayudarme. Te ruego que esta noche no te alejes de cuantos tienen miedo, o están solos. Acaricia a los que sufren, consuela al que está angustiado y deprimido, ayuda a quien vacila en su fe. Alivia los sufrimientos, infunde paz en las mentes y esperanza en los corazones. Haz, Señor, que en lugar de maldecir a las tinieblas esté presto a encender mi lámpara para iluminar el mundo. Amén.

Escribe un comentario en 10 Ejemplos de Oraciones de la Noche

  1. socorrograciano1@hotmail.com, comentó hace 1 año:

    Bendiciones, la oración es fuerte y poderosa. Ora sin cesar.

  2. mariac, comentó hace 1 año:

    Gracias por estas hermosas oraciones ya que son las armas mas poderosas

  3. miriam caicedo, comentó hace 3 meses:

    Un agradecimiento a Dios para estar cerca de el. Gracias señor por vivir y te encomendamos a todo ser humano que estamos pasando dificultades y nos lleve por el camino de paz y de amor. Amen.

  4. Mari, comentó hace 3 meses:

    Lo mejor de la Vida es tener a dios en todo moment y aser oracion nos da la Fortaleza y estas oraciones estan muy lindas