10 Ejemplos de Adjetivos descriptivos

Los adjetivos descriptivos son los más comunes y los que mejor se conocen. En realidad, son la representación por antonomasia de los adjetivos como tal. También se les conoce como calificativos y expresan o nos hablan de las características de una cosa o persona. Por lo tanto, los adjetivos descriptivos sirven precisamente para describir algo o alguien, haciendo referencia principalmente a sus características evidentes y que se pueden ver a simple vista. En el fondo, los adjetivos nos aportan datos sobre una persona o cosa, lo que al final nos ayuda a conocerlos mejor. Asimismo, los adjetivos son una parte esencial de los sustantivos, al igual que los verbos.

En muchas ocasiones, una oración no está completamente terminada si no incluye en ella un adjetivo. Por supuesto, esto no quiere decir que sea estrictamente necesario hacer uso de los adjetivos descriptivos. Es más, en ocasiones su uso no es obligatorio, aunque sí recomendable. Por lo tanto, no usar los adjetivos no afecta sintagmática una oración, pero sí puede complementar semánticamente lo que quiere decir. Es así que lo mejor es usar lo mayor posible los adjetivos para así dar un significado y sentido completo a la oración y dar más datos sobre el sustantivo.

10 Ejemplos de Adjetivos Descriptivos:

1. Rojo.
2. Grande.
3. Aburrido.
4. Emocionante.
5. Perezoso.
6. Duro.
7. Azul.
8. Rugoso.
9. Caliente.
10. Viejo.